Así se ha pronunciado De la Rosa en el transcurso de un encuentro que ha mantenido con estudiantes de Derecho y Relaciones Laborales en la en Cuenca, encuadrado en el marco de los actos programados por el sindicato con motivo del Día Internacional de la Mujer, en torno al cual el sindicato tiene, a su juicio, “una misión fundamental”.

“A las mujeres les va a tocar jugar un papel más importante, porque tienen que demostrar todo mucho más”, ha espetado, al tiempo que ha subrayado que romper “techos de cristal, a veces imposibles de romper o llegar a, efectivamente, tener una equiparación salarial” es un reto “que nos corresponde a toda la sociedad, pero, fundamentalmente, a los jóvenes”. “Es una mecha que ha prendido y no se va a apagar”, ha resuelto.

“Algo ha cambiado en la sociedad”, ha valorado para insistir en que “posiblemente estemos ante el principio del fin de un patriarcado que ha durado demasiado” y frente a un sistema neoliberal y capitalista “que no hace sino abusar especialmente de las mujeres para utilizarlas como rampa”, ya que “a veces las propias cuotas de equiparación no son sino un instrumento para legitimar a los hombres en sus puestos de responsabilidad”, ha defendido.

Tras mostrarse “absolutamente convencido de que las calles se van a llenar” este 8 de marzo, De la Rosa ha aseverado que esta es una jornada “muy importante” y frente a “algo que a un montón de gente nos ilusiona”, puesto que “estamos iniciando el camino para acabar con la discriminación constante y permanente al 50% de la población”.

DÍA HISTÓRICO

En la misma línea, la secretaria de Mujer e Igualdad de CCOO Castilla-La Mancha, , ha advertido de que nos encontramos ante “un día histórico”, por lo que ha instado a todas las mujeres de la región a que “salgan a las calles por la igualdad real y efectiva”, al tiempo que ha afirmado que resulta “fundamental hablar a la sociedad de la desigualdad y explicar exactamente dónde están estas brechas, tanto la salarial como la de género”.

Por su parte, la secretaria general de CCOO Cuenca, , ha apuntado a la lucha contra la “segregación educativa y profesional” como medida para combatir la desigualdad “y transformar la realidad existente”, en referencia a una situación de “desigualdad evidente entre hombres y mujeres”.

Asimismo, ha recordado que el 52% de las matrículas que se formalizan en la UCLM corresponden a féminas, por lo que exige “que ese porcentaje sea visible luego en los cargos de responsabilidad, en las direcciones y en la publicación de estudios”.

Al encuentro también ha asistido la directora provincial del , , quien ha reconocido que nunca “en la historia se ha presentado un 8 de marzo tan reivindicativo como este año”, por lo que ha invitado a “aprovechar el tirón de que la reivindicación que se produzca de todas estas desigualdades se materialice en una sociedad mejor”.

Canales ha afirmado además que por parte de las instituciones “es un trabajo fundamental el que hay que hacer con políticas serias”. “Si no nos lo tomamos en serio, evidentemente, el cambio no se va a poder producir”, ha reseñado, admitiendo que queda “mucho trabajo por hacer para que, por fin, podamos hablar de una igualdad real, plena y efectiva para mejorar la sociedad que tenemos”.

A lo largo del encuentro, dirigido por la profesora titular de Derecho del Trabajo , se han “evidenciado los derechos laborales de las mujeres, reconocidos sobre el papel y los problemas que presentan a la hora de llevarse a la práctica”, ha explicado la docente, que se ha referido, entre otras cuestiones, a la brecha de género, la pobreza laboral, la contratación a tiempo parcial, la discriminación en cuanto a la aplicación de complementos salariales o la inexistencia de planes de igualdad en el mundo laboral.