El nuevo sistema de ordenación del tráfico en esta zona de la ciudad cuenta con 210 plazas para coches (198 residentes, 10 para discapacitados y 2 sanitarios), más otras 22 para motos, está señalizado con pintura verde, permitiendo aparcar a los residentes acreditados.

El Ayuntamiento, en un comunicado, ha recordado que la delimitación de las plazas de aparcamiento se ha hecho con los informes de policía, bomberos y protección civil de sucedido la normativa vigente.

La semana pasada todos los vehículos aparcados en el Casco Antiguo fueron informados del nuevo sistema de ordenación. Los residentes acreditados que todavía no hayan recogido su credencial pueden hacerlo en la oficina de la ORA, calle , 3.

El circuito de cámaras que supervisará los tiempos de tránsito entrará en funcionamiento el día 1 de julio, tras finalizar el periodo de pruebas.