Los bomberos del servicio provincial de Prevención y Extinción de Incendios se han tenido que emplear a fondo durante esta pasada madrugada y las primeras horas de este sábado a causa de las lluvias caídas principalmente en la comarca de la Manchuela.

Durante la pasada noche el servicio dependiente de la Diputación ha recibido más de 300 llamadas, la mayoría de estos avisos provenían de las localidades de El Picazo, Villanueva de la Jara y Motilla del Palancar. El servicio provincial ha llevado a cabo un operativo especial durante esta pasada noche y las primeras horas de este sábado para movilizar a todos los vehículos y efectivos disponibles con el objetivo de hacer frente a todas las actuaciones efectuadas.

La tormenta comenzó aproximadamente a las 21:30 y las primeras intervenciones se llevaron a cabo en El Picazo donde los bomberos tuvieron que participar en el rescate de varias personas que quedaron atrapadas por el agua y fueron trasladadas a lugares segures. Además, tuvieron que realizar numerosos achiques en viviendas y locales del municipio picaceño que se vieron inundados ante la lluvia caída en poco tiempo. En esta localidad también ha habido numerosos vehículos que se han visto arrastrados por la corriente de agua y en estas primeras horas del sábado hay muchas calles que están cubiertas de lodo que fue arrastrado por las avenidas de agua.

La localidad de Villanueva de la Jara también se ha visto muy afectada por estas lluvias, aquí los bomberos coordinaron con la agrupación local de Protección Civil las intervenciones para trabajar de forma optimizada y hacer frente a todas la incidencias que fueron presentándose a lo largo de la noche.

Motilla del Palancar también ha quedado completamente inundada en la Avenida del Riato, en este punto del municipio algunas viviendas y locales comerciales han sufrido la entrada de agua. Los bomberos han trabajado durante toda la noche y en las primeras horas de este sábado para achicar el agua de bajos y garajes.

El parque de Tarancón también tuvo que intervenir en la localidad de El Provencio donde se desplazaron a lo largo de la noche para trabajar en labores de achique de agua en algunos inmuebles de esta localidad de la Mancha.

En estos momentos la Diputación Provincial de Cuenca está trabajando junto a los ayuntamientos para hacer frente a los efectos causados por el temporal y que los municipios recuperen la normalidad lo antes posible.