Los comerciantes han mostrado su satisfacción inicial con los resultados de esta feria, aunque próximamente se realizará una reunión con los participantes con el fin de analizar estos resultados y apuntar cuestiones de cara a ediciones próximas.

Stockalia Tarancón ha mantenido el volumen de ventas con respecto a la edición anterior según se desprende del análisis de los primeros datos de esta feria del comercio que se ha celebrado del 10 al 12 de marzo.

Así, en esta edición se ha alcanzado un volumen de ventas de 52.000 euros, algo inferior a los 5.000 euros del año pasado, pero que supone una cifra similar de ventas por negocio y es que este año finalmente han vendido sus productos dieciocho stands y el año pasado pudieron participar dos comercios más.

En este sentido, la cifra de volumen por establecimiento ha sido algo inferior a los tres mil euros, lo que confían en que les sirva para liquidar su stock y afrontar las siguientes campañas.

Este volumen de ventas ha sido producto de las 2.373 transacciones comerciales, también por debajo de las 2.947 del año pasado, pero igualmente correspondiente al menor número de stands.

En cuanto al número de visitas se sitúa en unas cinco mil personas, un número inferior al del año pasado, pero sin la presencia de actividades externas por lo que los usuarios que se han acercado por el pabellón de Ferias y Muestras han tenido un interés más comercial de comprar productos.

Balance

El balance por tanto entre los comercios participantes es positivo, pues consideran que se han cumplido los objetivos iniciales, pero de todos modos, CEOE CEPYME Tarancón celebrará en los próximos días una reunión con el fin de analizar estos datos y ver las cuestiones a trabajar de cara a una próxima edición.

Esta era la quinta edición de Stockalia Tarancón que han organizado CEOE CEPYME Tarancón, y CEOE CEPYME Cuenca con la colaboración del Ayuntamiento de Tarancón y la Diputación Provincial.