Este ha sido el compromiso del presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, que ha estado visitando la zona junto con el alcalde de Arcas y vicepresidente tercero de la institución provincial, , y el alcalde de Villar de Olalla, , según ha informado la institución provincial en nota de prensa.

Desde la Diputación se han puesto en contacto con el Instituto Geológico y Minero para que, según ha declarado Martínez Chana, “la próxima semana los técnicos de este organismo evalúen la situación de este fenómeno natural”, gracias al convenio que ambas instituciones mantienen.

Esta oquedad en el suelo está muy cerca de un camino vecinal asfaltado que une Arcas y Villar de Olalla y que es muy transitado por vecinos y agricultores. Desde los consistorios tienen miedo de un posible derrumbe al paso de un vehículo y, por esta razón, han cortado el tráfico. Martínez Chana comprende la preocupación y este pasado viernes los técnicos provinciales de Obras y Servicios estuvieron en la zona para emitir un informe, ya que “la seguridad de la ciudadanía es el principal objetivo en estos casos”.

Ambos alcaldes han agradecido al presidente provincial su buena predisposición, así como la ayuda prestada y esperan tener toda la información posible por parte de los profesionales para poder tomar una determinación en relación a esta importante vía de comunicación.