Durante su respuesta a una interpelación de la senadora del PSOE sobre las medidas que piensa adoptar el Gobierno para mitigar los efectos de la sequía generalizada y contrarrestar sus consecuencias en España, la ministra ha dicho que el Gobierno “trabaja con anticipación” y ha desgranado la “batería de medidas” para paliar sus efectos.

Tejerina ha recordado a Víboras que las competencias en materia de agricultura son de las comunidades autónomas y a este respecto ha dicho que “solo” las que están gobernadas por el , excepto Extremadura, han implantado medidas adicionales contra la sequía a las establecidas por el Ejecutivo.

La ministra ha admitido que la falta de precipitaciones acumulada, que en el año hidrológico 2016-2017 terminó con un 15 por ciento de déficit, ha provocado una sequía agronómica sobre todo en el interior peninsular pero ha defendido que desde 2007 existen en España planes de sequía para minimizar el impacto social y económico y para mejorar el recurso hídrico. En la actualidad, ha dicho que el Gobierno está ya trabajando en la revisión de los planes hidrológicos de cuenca vigentes.

Hasta entonces, ha precisado que las zonas con mayor escasez hídrica, Júcar, Segura y Duero están bajo los Reales Decretos de Sequía y ha enumerado la “batería de medidas excepcionales” implantadas y que se mantendrán hasta el 30 de septiembre de 2018, en particular dirigidas a paliar los efectos en la agricultura y que según la ministra cuentan con el visto bueno de las organizaciones agrarias.

Entre ellas, se ha referido a las distintas líneas de financiación, ayudas directas, seguros agrarios. “El Gobierno demuestra el compromiso de todos los afectados por la sequía”, ha defendido la ministra.

Durante su interpelación, la senadora socialista ha criticado algunas de las medidas de esa “batería” defendida por la ministra y considera que “no tiene sentido” por ejemplo, plantear nuevos préstamos a un sector “demasiado endeudado” como los seguros agrarios.

Por ello, ha pedido “alto y claro” una planificación hidrológica nacional con criterios homogéneos y de sostenibilidad, algo que considera que “ahora no ocurre”.

“Pedimos al Gobierno que afronte el problema de forma integral con medidas paliativas y reparadoras de la sequía, para eximir a los productores los requisitos que ahora se está exigiendo”, ha defendido.

En concreto, ha reclamado que más allá de ayudas directas, exenciones fiscales reales, rebajar el precio del agua desalada, se modifique el Plan Hidrológico Nacional para “priorizar las infraestructuras existentes”, fomentar el ahorro del uso del agua y un reparto más justo en el uso del agua.

En ese ámbito ha pedido también una mayor participación de las organizaciones agrarias y la finalización de infraestructuras hidráulicas pendientes como la presa de Siles en o la de Rules en Granada.

Por último, ha instado a García Tejerina a hacer “política con letras mayúsculas” y a buscar soluciones con “luces cortas” y “con luces largas” para ordenar los recursos de manera sostenible.

Finalmente, ha ofrecido la colaboración y el diálogo del en esta tarea para contrarrestar la sequía meteorológica que ha concatenado en una sequía hidrológica y por ello ha anunciado que presentará una moción en relación con esta cuestión en la que ha dicho al Gobierno que siempre encontrará al PSOE para trabajar conjuntamente.