Torralba recuerda que se tarda, como mínimo, tres días, lo que de hecho supone que en Castilla-La Mancha las bajas se cubren antes de lo que estipula el Real Decreto que puso en marcha Rajoy en 2012, que indica que hasta que no pasen 10 días se deben cubrir con el personal existente en el centro.

La diputada regional por el PSOE de Cuenca, , ha mostrado su sorpresa por las declaraciones de la senadora ‘popular’ la cual a pesar de ser profesora demuestra “un desconocimiento absoluto de la realidad educativa”.

Torralba ha afirmado que Martínez “debería saber” que los plazos para cubrir una baja en Educación son, como mínimo, de tres días. Y como tal ha explicado el proceso “para ilustrar” sobre ello a la senadora: “El profesional al que le dan una baja tiene hasta 24 horas para comunicárselo al centro, información que a continuación pasa a Personal y, de ahí, a la Inspección Médica. Cuando ésta da el visto bueno el asunto vuelve a Personal, que se encarga de nombrar a un interino, el cual tiene otras 24 horas para decidir”.

En total son, como mínimo, tres días, por lo que la demanda del PP de que las bajas se cubran en 48 horas es “demagógica y totalmente imposible”. Pero es más, incide la diputada socialista en que en cualquier caso este plazo en Castilla-La Mancha es inferior incluso al que estipula el Real Decreto que puso en marcha Rajoy en 2012, que indica que hasta que no pasen 10 días las bajas se deben cubrir con el personal existente en el centro.

“Ahora que Martínez alterna mucho con Rajoy en el podría decirle que derogue este Real Decreto, si tanto interés tiene en que disminuyan los plazos”, le ha instado Torralba. Asimismo, ha añadido que “nada decía la senadora cuando con Cospedal las plazas estaban meses y meses sin cubrir simplemente porque no querían hacerlo”.

La responsable del PSOE ha apuntado también que “el mayor ataque” a la Educación lo han hecho el PP y Podemos al votar en contra de los Presupuestos, lo cual supone que no podrán seguir bajándose las ratios ni contratar a 400 interinos el próximo curso, además de que a los que se contrate no se les podrá pagar el salario de los últimos días de junio. En definitiva, “lo que hacía Cospedal”.

Además, el “no” a los Presupuestos ocasionará que se tengan que paralizar las actuaciones en infraestructuras educativas de Cuenca que estaban previstas, así como no poder mejorar las condiciones de trabajo del profesorado, ni renovar los equipamientos informativos de los centros, ni poner en marcha el transporte zonal de viajeros que suponía una evidente mejora del transporte escolar.