De esta forma las empresas de la región se ven beneficiadas por la firma del convenio entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a través de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el Ministerio de Industria, para la concesión de apoyo financiero a la inversión industrial en el marco de la política pública de reindustrialización y fortalecimiento de la competitividad industrial.

En nota de prensa, el Gobierno regional ha explicado que este convenio ha permitido a su vez la participación de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en la tramitación y evaluación de las solicitudes presentadas por las empresas de la región.

Estas ocho empresas forman parte de un total de 211 beneficiarias a nivel nacional que recibirán más de 380 millones de euros. Dentro de la región, los préstamos llegarán a cuatro de las cinco provincias, destacando Cuenca con un 46,2 por ciento del préstamo concedido.

Por sectores, en la región, destaca la industria de la alimentación y de la madera y el corcho. Estos préstamos están destinados a la creación de establecimientos industriales, la mejora y/o modificación de las líneas de producción y el traslado de establecimientos industriales.

El objetivo que plantea REINDUS es que el peso de la industria en el PIB del país sea cada vez mayor. Cabe destacar que Castilla-La Mancha cumple prácticamente con el objetivo europeo 2020, esto es, que el 20 por ciento del PIB proceda del sector industrial.