O tros dos trabajadores con síndrome de Down van a prestar sus servicios en distintas dependencias de la Provincial gracias al convenio de colaboración que hoy han firmado el presidente de la institución, , y la presidenta de la , (Adocu) María Iciar González-Botas. Así, serán cuatro las personas con esta discapacidad que trabajarán en dependencias provinciales: tres como ayudantes de ordenanza y el cuarto, al contar con la formación requerida, como ayudante sanitario en la Residencia Sagrado Corazón.

Tras la firma del convenio, el presidente de la institución, Benjamín Prieto, ha dado la bienvenida a los nuevos trabajadores y no ha dudado en reconocer la profunda impresión que le produce el poder compartir con “el día a día con los trabajadores con síndrome de Down, y las muchas actividades que hace la asociación y en las que saben involucrar a todas las administraciones”.

Prieto ha felicitado a Adocu por eso y por el esfuerzo que realizan y que va a permitir incorporar a estos dos nuevos trabajadores sin que suponga un mayor gasto para la Diputación. Y es que aunque el convenio destina la misma cantidad que el año pasado, 28.150 euros, como aportación económica, la Asociación ha decidido asumir con recursos propios el seguimiento y formación de los trabajadores, lo que unido a la buena disposición del Equipo de Gobierno y de los trabajadores de la Diputación, ha permitido ampliar el número de personas beneficiadas.

Finalmente Prieto ha aprovechado el acto para mostrar su disposición a mantener en el futuro esta colaboración, en la confianza de que “otras administraciones tomando nuestro ejemplo e iniciativas también puedan incorporar a otros muchachos en sus plantillas”.

Tras el presidente de la institución ha sido , uno de los nuevos trabajadores, el que ha tomado la palabra para asegurar que es un honor poder trabajar en la Diputación, ha destacado que su formación en la rama sociosanitaria le permite afrontar el reto de trabajar en la Residencia del Sagrado Corazón y tras reconocer que trabajar era su máxima ilusión, se ha comprometido a hacerlo bien para no defraudar a nadie. Por su parte, el otro trabajador que se incorpora a las dependencias provinciales, Javier Moset, ha mostrado también su alegría por poder trabajar en este caso como ayudante de ordenanza.

Finalmente la presidenta de la Asociación, María Iciar González-Botas, ha agradecido a la Diputación y en especial a Benjamín Prieto, la sensibilidad que tienen hacia la Asociación y hacia las personas con síndrome de Down. González-Botas también ha subrayado la importancia que tiene el hecho de que uno de los nuevos trabajadores se incorporare en un puesto para el que se ha formado en su etapa educativa, algo que es un gran logro y la prueba de que las personas con síndrome de Down “pueden hacer muchas más cosas de las que nos imaginamos”.