El Salón de Actos de la Diputación se ha convertido por unos días en testigo directo de un trocito de la historia de , de la capital. Y es que alberga desde este martes y hasta el próximo 10 de julio la exposición denominada ¿ en el aula’, que ha sido inaugurada por el vicepresidente de la Diputación, Julián Huete, quien ha estado acompañado, entre otros, por el director del centro educativo, .

Una exposición en la que se muestra antiguo material didáctico del instituto conquense, datando algunos de los objetos de mediados del siglo XIX, y abre una ventana a la vasta y dilatada historia de este centro, que lleva más de 170 años educando a miles de jóvenes de Cuenca y provincia.

Huete, precisamente, ha llamado la atención sobre el destacado lugar que ha ocupado este centro educativo en la historia más reciente de esta ciudad, formando parte de la vida de varias generaciones y siendo toda una institución.

Del mismo modo, el vicepresidente ha hecho hincapié en la estrecha relación de la Diputación con el instituto conquense, que no solo se reduce a esta exposición, sino que se viene dando desde hace años con la edición de la revista Perfiles, por parte del , sin olvidar la colaboración con el proyecto de innovación e intercambio ¿Cuenca-Shanghái’ y con la organización del archivo de este instituto histórico.

Colaboración a la que también ha querido hacer mención el director del IES Alfonso VIII, quien no ha dudado en mostrar su agradecimiento por la constante predisposición de la Diputación a apoyar al centro educativo en cuantas propuestas realiza.

La exposición ¿El mundo en el aula’ se enmarca dentro del XXIX Encuentro Estatal de Escuelas Asociadas a la Unesco, que se va a celebrar en Cuenca del 4 al 6 de julio y en el que el centro conquense ejerce de anfitrión. No en vano, es el único instituto de nuestra provincia que ostenta la distinción de a la Unesco.

El visitante de esta muestra podrá encontrarse con antiguos objetos que sirvieron de instrumento de aprendizaje para los alumnos de este centro desde su fundación en 1844 y que constituyen el fondo museístico de este centro. No en vano, entre el material didáctico expuesto se encuentran diversos objetos del Museo , perteneciente al instituto conquense, tales como una máquina centrifugadora, un planetario del 1854, una marmita de Papin, dos microscopios de E. Leitz-Wetlar o una máquina de inducción de Wimshurst.

También, hay una selección de artículos del Aula de Ciencias Naturales, que no dejarán a nadie impasible. Y es que se pueden contemplar varios ejemplares de animales disecados, como un cocodrilo, una tortuga y varias aves, así como láminas antiguas de anatomía traídas desde Alemania y un esqueleto humano auténtico.

¿El mundo en el aula’ traslada, igualmente, al visitante a mediados del siglo XX con una selección de antiguos mapas de España, América, África o Italia, algunos de ellos en francés o alemán, así como a finales del siglo XIX y principios del s. XX con el mobiliario original del director del instituto.

La revista ¿Perfiles’ no podía faltar en esta exposición y cuenta con su propio espacio, al igual que una selecta colección de antiguos libros de texto como el Tratado de Anatomía Pictórica, de , que data del año 1891 o un diccionario de francés-español del 1858, sin olvidar una edición de 1956 de la universal obra de ¿El ingenioso hidalgo D. Quijote de la Mancha’.

En definitiva, una espléndica exposición que viene a mostrar, a través de auténticas joyas, todo el bagaje docente de toda una institución en Cuenca, como es el VIII.