Morcillo, que ha acudido como invitado a la segunda jornada del Debate de Investidura de las Cortes regionales, ha valorado el compromiso de García-Page de “impulsar la agricultura y la ganadería” y su intención de poner al frente de la Consejería a un equipo de expertos que de verdad conozca el sector, según ha informado UPA en nota de prensa.

Desde la organización agraria consideran “positivo” que García-Page haya puesto especial énfasis en los problemas de agua que tiene Castilla-La Mancha en sus siete cuencas. Y sobre todo, ha dicho su secretario general, que haya calificado de “enorme traición a los intereses de la región”, los pactos que se han realizado en los últimos años contra esta región.

El secretario general de UPA también ve “positivos” los anuncios de refundar el a través de la Ley Regional de la Agricultura Familiar, una Ley de Desarrollo Rural Territorial en la que se recoja la incorporación de jóvenes agricultores y, pensando en las mujeres, el desarrollo definitivo de la Ley de Titularidad Compartida en las explotaciones agrarias.

Aún así desde UPA Castilla-La Mancha velarán para que se tengan en cuenta las propuestas de progreso para el mundo rural que, previamente, presentaron a los políticos que lo solicitaron y que ahora van a gobernar tanto PSOE, como Podemos.

En definitiva, UPA Castilla-La Mancha ha pedido “una apuesta clara” por el mundo rural y que se valore al sector primario como “clave” para salir de la crisis, además de que se impulse el modelo familiar de explotación agraria, que “se presenta como mejor garantía para el futuro sostenible para la economía de las zonas rurales de Castilla-La Mancha”.