Del total de turismos vendidos en la región, 8.084 fueron turismos, con un subida del 12,62%, y 1.503 furgonetas que crecen un 36,14%. Cuenca fue la provincia castellano-manchega que tuvo un peor comportamiento, con un descenso del -17,3% en las transferencias de vehículos de segunda mano.

En total (turismos y furgonetas), el mercado de vehículos de ocasión sube en lo que va de año un 7,1% en Castilla-La Mancha, con 78.915 unidades transferidas. Hasta agosto se han vendido 67.012 turismos, un 6,88 más que en el mismo periodo de 2018 frente a un decrecimiento del -0,5% nacional, y 11.903 comerciales ligeros, con un incremento del 8,36%, en contraste con el descenso del -1,9% a nivel nacional.

En el conjunto nacional, en agosto se registraron unas ventas de 162.428 vehículos de segunda mano, una caída del -4,3% respecto al mismo mes de 2018.

En agosto, las ventas de turismos de ocasión cayeron en todas las comunidades exceptuando Castilla-La Mancha (12,6%), (7%), Extremadura (4,2%) y Cataluña (0,5%),