El sábado, 28 de septiembre, se daba por finalizada la duodécima edición del Circuito Diputación de Bolos “Serranía de Cuenca”, con la celebración de la décima prueba en la localidad de Zarzuela. La prueba, que en principio debía haberse celebrado hace dos semanas, tuvo que ser aplazada debido a las inclemencias meteorológicas de esas fechas.

Como es habitual, la jornada comenzaba con la tirada de calentamiento para los diez cuartetos en liza, con el fin de adaptarse a la bolera. Seguidamente, el juez árbitro de la prueba explicaba todos los participantes los pormenores del reglamento local, donde destacaba la presencia de dos filas de tres bolos. A continuación se establecía, mediante sorteo, el orden de lanzamiento de los equipos, reservando el primer lanzamiento al cuarteto anfitrión.

Destacó el alto número de derribos por parte de los equipos, y las mínimas diferencias entre ellos. Así, finalizada la cuarta entrada, Sierra se hacía con el primer puesto de la prueba, con 41 derribos. Con un bolo menos, el cuarteto de Cuenca se hacía con la segunda posición. Completaba el podio de la prueba Huélamo, 39 bolos derribados.

Zarzuela se quedaba a las puertas del podio, con solo un punto menos. Y La Cierva, quinta, le seguía con 37. Más atrás, completaban la clasificación Portilla, Beamud, Uña, Buenache de la Sierra y Cañada del Hoyo.

Los jugadores más destacados de la jornada fueron y Pablo Vargas, ambos de Valdemoro Sierra, que con 14 derribos cada uno, contribuyeron de manera decisiva a la victoria de su equipo.

Con estos resultados, la clasificación final del Circuito quedaba liderada por Buenache de la Sierra, que se convierte por primera vez en campeón del Circuito. A pesar de la discreta actuación, el colchón de puntos acumulado, les hacía campeones virtuales, incluso antes de empezar la prueba. Valdemoro Sierra y Cuenca, por su parte, gracias a la gran actuación en la prueba, escalaban posiciones y ocupaban el segundo y tercer escalón del podio, en detrimento de La Cierva y de Beamud, que caían a la cuarta y quinta posición, respectivamente.

Completaban la clasificación del Circuito Zarzuela, en sexta posición, Huélamo, en séptima, Uña, en octavo lugar, Portilla en el noveno, y Cañada del Hoyo cerraba la tabla en décima posición.

Una vez decididos todos los puestos de los equipos participantes, se dio paso al Trofeo al Doblete, donde todos los jugadores que a lo largo del Circuito han conseguido derribar tres bolos en la salida y otros tres en la rebatida de la misma entrada, se jugaban este premio. La victoria se la llevó , de Beamud, 8 bolos derribados. Le siguieron, ambos con 4 derribos, y Alfredo Caja, los dos de Buenache.