El cine español celebra este domingo 9 de febrero su fiesta más importante, los Premios Goya, que este año celebran su 28º edición, una gala que se verá empañada por la difícil situación que atraviesa la industria de la cinematografía en , y que no contará con la presencia del ministro de Educación, y Deporte, .

Sin embargo, nada evitará una celebración por todo lo alto que será una “declaración de amor” al cine español, según ha manifestado Manel Fuentes, maestro de ceremonias de esta gala, en sustitución de . En ella no faltarán la música, el glamour y el humor, a través de monólogos y los clásicos vídeos de los nominados

La celebración tendrá lugar en el Príncipe del Hotel Auditorium de Madrid y se retransmitirá en directo a través de la 1 de TVE a partir de las 22:00 horas en riguroso directo, y será accesible para personas con discapacidad auditiva.

A pesar de el vacío que deja Wert, no estarán ausentes grandes rostros del séptimo arte, entre los que destacan los nominados , , , , Inma Cuesta, , , Terele Pávez, , , , , y .

La comedia y el humor acaparan las candidaturas a los Premios Goya: ‘La gran familia española’, de Daniel Sánchez Arévalo, es la gran favorita, con 11 candidaturas, entre las que se encuentran Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guion Original.

A este filme le sigue ‘Las brujas de Zugarramurdi’, de Álex de la Iglesia, con 10 candidaturas —aunque fuera de las dos categorías principales— y ‘Caníbal’, de , con ocho nominaciones (entre ellas, Mejor Dirección, Película y Actor, Antonio de la Torre).

Además, ‘15 años y un día’, de Gracia Querejeta, y ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’, de , son otras de las favoritas, nominadas ambas en la categoría de Mejor Película y Mejor Dirección, así como Mejor Actor (Tito Valverde y Javier Cámara, respectivamente). Cabe destacar también el filme ‘La herida’, de , nominado a Mejor Película, Mejor Dirección Novel y Mejor Actriz ().

Uno de los momentos más expectantes de la gala es el discurso del presidente de la Academia, , —cuyo contenido aún se desconoce—, ya que aún no ha manifestado si se presentará o no a otro mandato. El suyo termina en abril y, según indicó durante una entrevista concedida a Europa Press, su decisión aún está en el aire. “Hay días que pienso que sí y otros que bajo ningún concepto”, manifestó a este medio.

AUSENCIA DE WERT

La subida del IVA al 21 por ciento, de la que no se excluyó al cine y a la que se achaca la caída de público en las salas, así como un nuevo modelo de financiación necesario que tarda en llegar, son algunos de los problemas que más preocupan a este sector.

A pesar de ello, en esta gala no está previsto que se lleven a cabo reivindicaciones más allá de las manifestaciones personales de los premiados, que podrían ser más duras tras conocerse el pasado jueves una gran ausencia en estos premios: la del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

El ministro comunicó el pasado jueves al presidente de la , Enrique González Macho, la imposibilidad de acudir por motivos de agenda. En su lugar, y en representación del Gobierno, acudirá el secretario de Estado de Cultura, .

INDIGNACIÓN

El director de ‘La Herida’, Fernando Franco, ha atribuido su ausencia a los abucheos contra el ministro en la ceremonia de la XIX edición de los Premios , que tuvo lugar el pasado 13 de enero.

“Wert está alegando una reunión que, francamente, creo que no es prioritaria en comparación con un acto como los Goya, una celebración de todo el cine español. Lo que está alegando me parece una huida motivada por el abucheo en los premios Forqué y no quiere exponerse de nuevo a eso. Se está escondiendo”, ha señalado.

Asimismo, el director de ‘La gran familia española’, Daniel Sánchez Arévalo, considera que Wert, “debería estar” en la gala de este domingo, aunque afirma que su ausencia no le enfada ni tampoco le ha sentado “mal”. “Soy de naturaleza muy respetuosa y tolerante. Si alguien no quiere venir, que no venga”, ha indicado el cineasta en declaraciones a Europa Press.

El cineasta prefiere no interpretar acerca de lo que “se esconde detrás” de esta decisión. Sin embargo, tiene claro que el ministro “no tiene pinta de ser alguien miedoso”, según indica a este medio.

Otro de los nominados, el actor Carlos Bardem, ha afirmado a travé de su cuenta de que el “ministro de anticultura” (en referencia al ministro de Cultura, José Ignacio Wert) “oirá igual” las reivindicaciones del mundo del cine aunque no vaya a la ceremonia de entrega de premios.

Por su parte, el secretario de la Unión de Actores, , ha afirmado que la ausencia de Wert se debe al “miedo” y que se basa en una “excusa tonta”, una decisión que califica como “un poco triste”, según señala en declaraciones a Europa Press. “Los Goya no se planifican de un día para otro y no sé si esta ausencia es porque quiere salir él solo en las portadas antes que los premios”, ha afirmado.