El presidente de -La Mancha, , proclamó este viernes su amor por la Región y recordó que los castellano-manchegos “estamos en el corazón de España, y soy de los que creen que para conocer en profundidad un país hay que conocer su interior, exactamente igual que lo que ocurre con las personas”.

Barreda, que pronunció estas palabras durante su intervención en el acto de celebración, en Albacete, de la Noche del Turismo 2010, invitó a todos los ciudadanos a que conozcan bien las entrañas de España, “que se conozca su interior conociendo Castilla-La Mancha”, un viaje que, aseveró, realmente merece la pena.

El jefe del Ejecutivo autonómico se mostró muy emocionado ante el discurso de , Medalla al Mérito Turístico Regional, y aseguró sentirse impresionado por su tierra. “Yo amo a Castilla-La Mancha, me gusta, tengo una confianza enorme en sus posibilidades”, apunto el presidente, que reconoció estar enamorado de una Región que conoce “profundamente bien”.

Para el presidente, Castilla-La Mancha es “fascinante y maravillosa”, y aseguró no comprender a aquellos que, dijo, vierten críticas cuando hablan bien de su tierra. “No lo entiendo porque lo cierto es que podemos ofrecer mucho a los demás, y estamos convirtiendo nuestro propio territorio en una verdadera posibilidad económica”, indicó.

En este sentido insistió en la necesidad de no olvidar la importancia económica del sector turístico una dimensión que no hay que despreciar y que resulta muy interesante porque “veo en nuestra tierra, en su riqueza, una potencialidad que aún en cierta medida está por desarrollar”.

El presidente recordó que el turismo de interior es para Castilla-La Mancha una verdadera fuente de riqueza, el 10 por ciento de su Producto Interior Bruto, y eso, añadió, son muchos millones de euros, muchos puestos de trabajo y “muchas personas que han apostado por un sector de futuro y que han comprendido que tenemos un filón que podemos y debemos aprovechar”.

Para Barreda, este éxito depende del conjunto de las administraciones pero también del conjunto de la sociedad y del sector: ofreciendo hospitalidad y poniendo en valor sobre todo nuestra gente, su carácter, su forma de ser.

“Tenemos que conseguir que hablen bien de nosotros, y aunque lo estamos haciendo cada vez mejor no podemos ser conformistas, pues queda mucho por hacer”, indicó Barreda, que argumentó sus palabras poniendo como ejemplo la estrategia regional de turismo hasta el año 2014, cuyo objetivo es dinamizar este sector tan importante.

También aseguró el presidente que Castilla-La Mancha es una tierra de cine, y eso, dijo, ha servido para crear una ruta, la que está centrada en la película de José Luis Cuerda Amanece que no es Poco, que atrae a mucha gente. “Es un film lleno de espacios mágicos, surrealistas, pero existentes”, advirtió el presidente que agradeció al cineasta, así como también a , su disposición para hacer realidad este tipo de iniciativas.

Según Barreda, Castilla-La Mancha “tiene mucho que ofrecer”, por eso aprovechó para agradecer a todos aquellos que han confiado en esta tierra y han invertido en la Región, y animó a los demás a seguir su ejemplo y a que confíen en ellos mismos. “No tengamos ningún complejo”, proclamó.

Cuerda, muy agradecido

Por su parte, José Luis Cuerda, que habló en nombre de todos los galardonados, trasladó su agradecimiento por el reconocimiento de sus paisanos, y valoró el interés de los viajeros por los lugares que recorren. “El viajero hace camino al andar”, señaló el cineasta que hizo referencia a la ruta de Amanece que no es Poco y agradeció a todos los que la han hecho posible todo su esfuerzo.

“Amanece que no es poco es mi libro de viajes a esta tierra”, apuntó el director, que no pudo evitar mencionar algunos de los principales exponentes de la gastronomía regional, así como algunos de sus paisajes.

“Tenemos detrás una terrible historia, de amor a dentelladas”, señaló Cuerda, que insistió en que los castellano-manchegos “somos capaces de lo mejor, de llorar juntos, de admirar a nuestros hijos porque saben más que nosotros y son mejores”, e insistió en que “todo eso podemos mostrarlo hoy con lo que se llama turismo, y lo hacemos en libertad, una libertad conquistada por las palabras y los acuerdos”, sentenció.

De lugar de paso a destino turístico

La alcaldesa de Albacete, , dio la bienvenida a todos los asistentes a una ciudad que, como la Región, ha dejado de ser un lugar de paso para convertirse en un destino turístico.

Según la alcaldesa, este paso tan importante se ha conseguido gracias al esfuerzo colectivo no sólo de los albaceteños, sino de todos los castellano-manchegos que, con su trabajo, han logrado que los datos turísticos hayan mejorado considerablemente en los últimos años.

“Estoy convencida de que ha sido ese esfuerzo colectivo, ese cariño por nuestra tierra, ese sentimiento de orgullo, de saber que Albacete y Castilla-La Mancha merecen la pena”, apuntó la alcaldesa, que felicitó a todos los galardonados de la noche y en especial al cineasta José Luis Cuerda, uno de los referentes, entre muchos otros, que ayudan a que Albacete sea “esa puerta hacia el turismo de interior”.