El 12 de agosto será el turno ‘The Wolves’, un espectáculo de calle que dará comienzo a las 12.30 horas. Ese mismo día, a las 22.45 horas, y rendirán ‘Tributo a y Nino Bravo’ en la Verbena Municipal.

El día 14, la programación se desplaza a Villa de Ves. A las 19.30 horas, en el Santuario del Cristo de la Vida, dará comienzo un concierto de órgano y flautas de pico a cargo de Mediterrània Consort. Por la noche, a las 23.00 horas, se representará ‘La Sirenita’, espectáculo teatral acuático en la piscina municipal de Bormate.

El 15 de agosto, en el Auditorio de Fuentealbilla, se podrá disfrutar del musical familiar ‘El Flautista de Hamelín’. La cita con este clásico está prevista para las 20.00 horas.

El día 17, a las 19.30 horas, se ha programado un espectáculo motero a cargo de en la Calle Calicanto de Fuentealbilla. Mientras que el día 18, a las 20.15 horas, llega el turno de la Banda de Fuentealbilla con ‘Armonizadora Spectacular’ en el Auditorio Municipal.

Los dos últimos eventos son también musicales, ‘Pancho Amat y su Cabildo del Son’ el día 19 a las 20.30 horas y el recital de (ganador de la Lámpara Minera 2012) en Bormate a las 23.00 horas día 20. Ambos en el Auditorio Municipal de Fuentealbilla.

Las entradas para todos los espectáculos salen este viernes a la venta teniendo como peculiaridad que los cuatro eventos programados en el Auditorio de Fuentealbilla forman un abono con precios de 18 euros que se reducirán a 15 para jubilados y jóvenes.

EDICIÓN DE LUJO

La programación de este año viene enmarcada en un libro ‘de lujo’. Una edición encuadernada en tapas duras, a todo color y con 160 páginas de contenidos. En esta se incluye un código QR que al escanearlo enlaza a un vídeo en el que un curioso personaje de animación, ‘Ranastasio’ (la mascota de las fiestas), hace de guía.

La jovial rana es también protagonista de la portada ya que “en Fuentealbilla hay un gentilicio no oficial, muy simpático, atribuido por los pueblos de alrededor que es el de ‘raneros’”. Este se debe a la abundancia de anfibios que siempre ha habido en las numerosas charcas, ramblas y lagunas existentes en el pueblo.