La consejera de Educación, Ciencia y Cultura, María Ángeles García, ha asistido esta tarde, en la sede del en Madrid, a la presentación del libro ‘Castilla-La Mancha-Nueva York en armonía’, con fotografías de su autor, José Talavera y de .

La publicación “es un homenaje a Castilla-La Mancha y también a la ciudad de Nueva York y los lazos culturales que nos unen”, ha destacado la consejera. “Un excelente vehículo para difundir la historia, el arte, las costumbres y tradiciones de nuestra región”.

Esta nueva publicación, ha dicho María Ángeles García, “nos brinda una magnífica oportunidad de conocer Castilla-La Mancha desde otra mirada, de promocionar nuestra región desde otra perspectiva, desde el diálogo intercultural entre nuestra comunidad autónoma y la ciudad de los rascacielos, ese viaje de ida y vuelta que es tan enriquecedor”.

La consejera de Educación, Ciencia y Cultura, que ha estado acompañada por la directora del Instituto Cervantes, , y el autor del libro, ha destacado el “imprescindible papel” que juega esta institución en la difusión del español y de nuestra cultura por el mundo” y con quien el Gobierno de Castilla-La Mancha mantiene una estrecha relación. En este sentido, García ha recordado que el próximo mes de julio, los directivos del Cervantes de todo el mundo van a celebrar su reunión anual en Alcázar de San Juan.

Durante su intervención, María Ángeles García ha destacado la profesionalidad y experiencia de Talavera; y ha agradecido a todas las personas e instituciones implicadas en este proyecto el que hayan hecho posible esta publicación.

‘Castilla-La Mancha-Nueva York en armonía’, que va acompañado de un documental ‘Nueva York y Castilla-La Mancha: visiones y contrastes’, consta de seis partes: las cinco primeras, con fotografías dedicadas a las cinco provincias de la región en las que el autor nos muestra las similitudes entre algunos de los espacios, monumentos y gentes de nuestra comunidad autónoma con distintos emplazamientos neoyorkinos, mientras que la última está enteramente centrada en la ciudad de Nueva York.

Algunos ejemplos del libro los vemos en las semejanzas que apunta el autor entre la iglesia parroquial de Tarazona de La Mancha y la iglesia de la Trinidad de Wall Sreet; entre la Feria de Albacete y los neones de Times Square. La analogía entre la catedral de Toledo y la cúpula del edificio Chrysler o las perspectivas desde ‘Top of the Rock’ del Rockefeller Center que evoca el paisaje que se divisa desde el Cerro Calderico en Consuegra, entre otras muchas.