El Museo de Cerámica Ruiz de de la Reina () acoge del 26 de junio al 30 de agosto de 2014 la exposición ‘El arte de la cerámica taiwanesa pintada’, una colección de 54 piezas de cerámica pertenecientes al Museo de Cerámica de Yingge () que se expone por primera vez en España.

La exposición, que es fruto de la colaboración entre ambos museos de cerámica, hace un recorrido por el origen, historia y desarrollo del arte de la cerámica pintada en Taiwán, que tienen en la localidad de Yingge, en la Ciudad de Nuevo , la sede de una de las más importantes corrientes de cerámica de todo Taiwán, de manera similar a lo que Talavera de la Reina representa para la tradición ceramista española, según han informado los organizadores en un comunicado.

La muestra será inaugurada este jueves, 26 de junio, a las 18.30 horas, por el representante de la República de (Taiwán) en España, y por el director general de de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Castilla La Mancha, .

Desde época muy temprana, era costumbre en Taiwán decorar con motivos como flores, peces o camarones los utensilios de uso casero con la esperanza de que ello proporcionara buena fortuna a quienes los utilizaban. Con el paso del tiempo, los ceramistas comenzaron a utilizar técnicas de glaseado en sus producciones individuales y se fueron perfeccionado las técnicas mediante el uso tanto de hornos particulares como oficiales, hasta el punto de que la industria de la cerámica llegó a alcanzar un peso y una relevancia de suma importancia en Taiwán.

El periodo de la ocupación japonesa en Taiwán (1895-1945) dio un nuevo impulso a la elaboración de la cerámica con la incorporación de nuevas técnicas y estilos de pintura, muy delicados y elegantes. A partir de la década de los ochenta del siglo pasado, la industria de la cerámica de Taiwán vivió su periodo de mayor esplendor, viviendo una verdadera época dorada para la exportación de cerámica de Taiwán en general y para la fábrica de cerámica de Yingge en particular.

En la actualidad, y tras el auge de la cerámica procedente de China continental sumado a la época de recesión económica, la cerámica de Taiwán trata de buscar nuevas formas de expresión investigando técnicas más modernas y nuevos estampados, tratando de conservar al mismo tiempo el carácter tradicional de sus hornos oficiales.