Recuerda que el Consorcio Provincial de Consumo es hijo suyo, y rememora cómo montado en una furgoneta recorriendo la provincia lo puesto en marcha “junto a Lola” y al propio hijo de José María, . Tras muchos viajes llevando a cabo esa tarea de llevar información sobre derechos de los consumidores por los municipios, finalmente la Diputación se hizo cargo de dicho Consorcio Provincial de Consumo, que actualmente lidera Mª Dolores Gómez y que abarca a 74 municipios de la provincia.

Un Consorcio que tenía 18 personas trabajando y que, en 2012, redujo drásticamente el personal a la mitad; actualmente están 15 personas, muchas que han podido regresar por mandato judicial al demostrarse que esos despidos fueron negligentes.

Nuestros dos protagonistas recuerdan esos años. “Eran tiempos muy bonicos aquellos; desde entonces, algunas cosas han cambiado mucho y otras no tanto –señala Mª Dolores-; en aquel tiempo la gente incluso tenía miedo de reclamar por si se quedaban sin el servicio en cuestión”.

Asegura que “hay cosas en las que hay mucho por trabajar” y explica, por ejemplo, que “Luis Roncero está desarrollando un proyecto para facilitar la participación ciudadana; se han hecho muchos esfuerzos desde las instituciones en la parte más técnica de la , pero se ha dejado de lado a las personas; este proyecto viene a dar respuesta precisamente a eso, a acercar a los ciudadanos y ciudadanas los mecanismos que se requieren para que puedan mantener esa relación con la Administración de manera adecuada y puedan beneficiarse plenamente de lo que ello supone”.

Mª Dolores indica que “todo esto forma parte del proceso en el que se está de transformar el Consorcio (dedicado durante casi 30 a la protección de los consumidores); con el paso del tiempo, hemos detectado que hace falta tanta ayuda o más que cuando empezamos a funcionar, de modo que estamos en ese proceso de incidir aún más en la atención integral a través del denominado ‘SAC’ (Servicio de ) que, entre otras cosas, pretende recoger todas las aportaciones de la gente a la próxima ley de Participación Ciudadana”.

El Consorcio Provincial de Consumo de Albacete presentará muy próximamente un nuevo proyecto que evitará que en nuestros pueblos haya ciudadanos digitalmente aislados, al margen de muchos trámites con la Administración Electrónica

En esa línea, el proyecto que ha diseñado Luis Roncero, pretende lograr que cualquier ciudadano de cualquier pequeño municipio de la provincia pueda beneficiarse de las ventajas de la Administración Electrónica sin necesidad de tener un certificado digital. Con una tableta de firma biométrica, hemos logrado que cualquier persona que tenga que hacer cualquier gestión en una administración, pueda hacerla.

Dentro de unas dos semanas, esto será posible en nuestros pueblos: “Todas las personas podrán relacionarse de forma electrónica con la Administración sin tener absolutamente ningún conocimiento del medio”, subraya Mª Dolores. Se presentará a los medios de comunicación en diez o quince días tal y como señala la presidenta del Consorcio Provincial de Consumo, porque “ya están todas las pruebas hechas”.

José María Roncero: “Jamás será libre una persona que no esté bien informada”

Al hilo de esto, José María Roncero expone una reflexión: “Los dirigentes políticos no creen en la participación; la tenemos negada por parte de nuestras Administraciones Públicas: hace varios años que no funciona la Comisión de Salud, el se ha limitado a una reunión rutinaria cada año o más…” afirma, asegurando también que “para que exista participación y se pueda ejercer ese derecho, es necesario que antes exista también el derecho de la información; para participar, la gente ha de saber; jamás será libre una persona que no esté bien informada”.

“Yo creo que es una oportunidad la ley de Participación de Castilla-La Mancha que está en proceso; pero es verdad que existe mucha gente que está más cómoda con que no participemos” incide Mª Dolores, sumando que “hemos llegado a un punto en que lo que la sociedad tiene que pedir es participar; pero es fundamental que los dirigentes crean en la participación porque, si no, lo que hacen es una pantomima”.

Con estas iniciativas que pone en marcha el Consorcio Provincial de Consumo, el fin último a perseguir es “que ningún ciudadano quede digitalmente excluido; porque la Administración no puede imponer sistemas a los que todos los ciudadanos no puedan acceder”.

La conversación deriva en otros matices de lo que significa participar, incluso en el propio seno de la política: “En todos los partidos hay personas que han hecho de la política una profesión, y hay quienes han llegado a la política sin perseguir el bien común, sin perseguir su participación en la mejora del entorno; en esos casos en los que no se tiene voluntad de participar, tampoco se cree la participación de los demás”, señala Mª Dolores.

“Cuando todas las personas sean conscientes de la fuerza que tiene la ciudadanía unida… los políticos verán”, concluye.

Interesantes reflexiones e iniciativas enfocadas al fomento de la participación que pueden escuchar en su totalidad, si lo desean, a través del vídeo que acompaña a este adelanto por escrito de algunos de sus contenidos.