Cuando se solicita un préstamo, es importante planificarse para poder devolverlo sin problemas. De no ser así, cualquier imprevisto durante el plazo del préstamo, puede hacer que no se consiga acumular el dinero suficiente para la devolución.

El portal financiero Loan Scouter, que también tiene webs dirigidas a los consumidores de Dinamarca como laanpengeonline.org nos ofrece algunos consejos para ahorrar dinero.

1. Ten claro el objetivo

Cuando te propones ahorrar, tener claro los objetivos a corto plazo puede ayudarte a mantenerte motivado. No es lo mismo tener que ahorrar 5.000 € en meses que 100 € al mes. La segunda opción se percibe como mucho más posible y te ayuda a tomar las duras decisiones que hay que tomar para ahorrar.

Calcula cuánto necesitas para devolver el préstamo incluyendo los intereses. De hecho, el contrato debe informarte de ello, divídelo entre el número de meses y sabrás cuánto debes ahorrar cada mes.

2. Haz compras responsables

La compra es uno de los principales gastos de cualquier familia. Si haces una pequeña investigación en los supermercados de tu zona, puede que descubras uno que, aunque esté un poco más lejos, sea más barato.

Cuando compres, no vayas con hambre y lleva una lista de lo que tienes que adquirir. No te permitas añadir nada que no esté en la lista.

Trata de evitar la comida preparada y los snacks. Son realmente caros. Cocinar alimentos frescos no solo mejorará tu salud, sino también tu cartera.

Compra productos de temporada y aprovecha las ofertas cuando estas sean sobre productos necesarios. Sin embargo, ignora las ofertas de alcohol, snacks y otras cosas que identificarás fácilmente como no necesarias.

3. Revisa tu proveedor de telefonía móvil e internet

Si eliminas ciertos servicios como la televisión de pago, bajas un poco la velocidad de tu conexión y buscas una compañía con tarifas más bajas puedes ahorrar algo de dinero cada mes.

4. Elimina algún gasto fijo

Si tienes varias suscripciones, puedes revisarlas y tratar de eliminar alguna. Sabemos que son pequeños detalles que hacen tu día a día más agradable y que no suponen mucho dinero, pero los gastos solo se reducen con esfuerzo y a poquitos.

5. Vende cosas

Si tienes un trastero lleno de cosas que no vas a usar nunca puede ser el momento de tratar de hacer limpieza. Vende lo que tenga valor y tira lo que no. Si vacías es trastero y lo tienes alquilado, ese es otro gasto que puedes reducir.

6. Reduce el consumo de alcohol

Las copas son muy caras. Si empiezas a beber otras cosas y especialmente agua, ahorrarás bastante dinero cada vez que salgas. De hecho, si te resulta difícil seguir este consejo, es una razón a mayores para demostrarte a ti mismo que puedes dejar de beber y hacer una limpieza de organismo.

7. Reduce el uso del coche

Si sueles ir solo en coche, puede merecerte la pena usar el transporte público o una alternativa ecológica como la bicicleta. Si esto no es viable, puedes llegar a un acuerdo con un compañero de trabajo para ir cada día en el coche de uno. De esta forma gastarás la mitad.