CaixaBank obtuvo un resultado neto atribuido de 408 millones de euros en el primer semestre del ejercicio 2013 (166 millones de euros en el mismo periodo de 2012). La cuenta de resultados incorpora las integraciones contables de Banca Cívica (desde el 1 de julio de 2012) y de Banco de Valencia (desde el 1 de enero de 2013), y refleja una sostenida generación de los ingresos del negocio bancario y las participadas, una estricta política para la reducción del gasto con consecución anticipada de sinergias y una elevada prudencia en la gestión y cobertura de los riesgos.

En los primeros seis meses de 2013, y de acuerdo con el calendario previsto, CaixaBank ha finalizado la integración de las plataformas informáticas de las cajas que formaban Banca Cívica. Además, la entidad ha completado la adquisición de Banco de Valencia, cuya integración tecnológica culminará el próximo 29 de julio.

La entidad presidida por , y cuyo consejero delegado es , ha iniciado en 2013 la segunda fase de su Plan Estratégico 2011-2014, centrando sus esfuerzos en priorizar la calidad del servicio y la reputación de la entidad, manteniendo el liderazgo comercial con un crecimiento rentable.

CaixaBank refuerza su liderazgo en el mercado español con 13,8 millones de clientes. En el último año, la entidad ha concedido 82.550 millones en créditos

CaixaBank se ha consolidado como la entidad líder del mercado español –después de completar las integraciones de Banca Cívica y de Banco de Valencia–, con 13,8 millones de clientes, unos activos de 350.989 millones de euros (+0,8%) y un volumen de negocio de 526.552 millones de euros (+2,4%).

Los recursos totales de clientes alcanzan los 305.585 millones de euros (+5,0%), mientras que los créditos brutos a la clientela disminuyen un 0,9%, hasta los 220.967 millones, consecuencia, entre otras razones, del proceso de desapalancamiento generalizado, centrado en el sector promotor (-7,5%), y la sustitución de financiación bancaria por emisiones de deuda por parte de grandes empresas y del sector público.

Sin este último impacto, la cartera crediticia aumenta en el semestre un 0,3%. De hecho, en los últimos 12 meses, la entidad ha concedido 82.550 millones en créditos, con más de 1,1 millones de operaciones formalizadas.

Elevados y sostenidos ingresos recurrentes, estricta gestión de costes y aumento de la estimación de sinergias hasta los 682 millones de euros a partir de 2015

La solidez del negocio de banca minorista, la aportación de las participadas y la gestión de los activos y pasivos del balance permiten que el margen bruto alcance los 3.629 millones de euros (+6,3% respecto el mismo periodo del año anterior).

Por otro lado, CaixaBank ha continuado con la intensa y exigente gestión de los costes. En el primer semestre de 2013, los gastos recurrentes se reducen un 6,3% con perímetro homogéneo (proforma incorporando Banca Cívica y Banco de Valencia desde el 1 de enero de 2012). Adicionalmente, se han registrado costes extraordinarios por 821 millones de euros, enmarcados dentro del plan de optimización de la estructura del Grupo.

El plan de reestructuración permitirá aumentar la eficiencia, garantizando la consecución de las sinergias de costes previstas en las integraciones de Banca Cívica y Banco de Valencia. Las sinergias previstas para 2013 ascienden a 423 millones.

Las sinergias totales previstas a partir de 2015 aumentan hasta los 682 millones (con un 90% ya capturado en junio de 2013), un 9,1% más que la previsión inicial de 625 millones.

CaixaBank anticipa la cobertura del impacto de los nuevos criterios de clasificación y provisión de las operaciones refinanciadas

El esfuerzo en dotaciones y saneamientos se mantiene muy elevado, con unas provisiones de 5.383 millones, de los que 2.876 millones se han registrado contra resultados y, el resto, contra ajustes a valor razonable en las integraciones de Banco de Valencia y Banca Cívica.

La entidad ha cubierto el impacto de los nuevos criterios de clasificación y provisión de los préstamos refinanciados. La aplicación de esta revisión ha supuesto la clasificación de 3.287 millones de euros como saldos dudosos, con un aumento de las provisiones asociadas de 540 millones de euros. De este importe, 375 millones se han registrado con cargo a resultados del ejercicio. Las operaciones refinanciadas a 30 de junio alcanzan los 25.974 millones de euros.

Si se aísla el impacto de las refinanciaciones, la morosidad se situaría en el 9,75%, con un aumento de 34 pb en el trimestre, en su mayor parte derivados del desapalancamiento del sistema (+31 pb) y, en menor medida, por el incremento de los saldos dudosos (+3 pb). La cobertura se situaría en el 75%.

Si se considera este impacto, la ratio de morosidad alcanza el 11,17%, con una cobertura del 66% (63% a 31 de diciembre de 2012), un 146% si se incluye la garantía hipotecaria. Por su parte, la cartera de activos adjudicados presenta una cobertura del 49%.

Los aspectos más significativos de la evolución de los resultados del primer semestre de 2013 son los siguientes:

• Los ingresos de CaixaBank, tras las integraciones de Banca Cívica y Banco de Valencia, han alcanzado los 3.629 millones de euros de margen bruto, un 6,3% más respecto el mismo periodo del año anterior.

• El margen de intereses asciende a 1.959 millones de euros, con un crecimiento interanual del 9,7%. Su evolución está marcada por la repreciación negativa de la cartera hipotecaria, el desapalancamiento, el aumento de los márgenes de las nuevas operaciones y la optimización de las fuentes de financiación.

• Las comisiones netas han crecido un 6,0% en el año, hasta los 890 millones, por el aumento de la actividad comercial y la especialización por segmentos.

• Los ingresos de la cartera de participadas alcanzan los 440 millones (-14,7%). La fortaleza de los resultados de las sociedades participadas compensan la reducción del dividendo de Telefónica.

• Los resultados por operaciones financieras ascienden a 441 millones de euros (+77,5%), por la intensa gestión de los activos y pasivos financieros del Grupo, que ha permitido aprovechar las oportunidades de mercado.

• El margen de explotación sin costes extraordinarios se sitúa en 1.610 millones de euros (-12,9%). Los gastos de explotación se ven impactados por los costes extraordinarios de 821 millones de euros derivados, en su práctica totalidad, del ajuste de la plantilla de CaixaBank. Gracias a la estricta política de contención y racionalización presupuestaria, los gastos se reducen un 6,3% en perímetro homogéneo.

• Las pérdidas por deterioro de activos financieros ascienden a 2.876 millones de euros, un +51,3% respecto el mismo período del año anterior. Incluyen dotaciones para refinanciaciones por 375 millones y el registro de 902 millones de euros para alcanzar el 100% de las provisiones exigidas por el Real Decreto Ley 18/2012.

• El epígrafe “Ganancias/pérdidas en baja de activos y otros” incluye en 2013, entre otros, el impacto correspondiente a la diferencia negativa de consolidación de Banco de Valencia (1.777 millones netos).

La liquidez de CaixaBank alcanza los 64.604 millones de euros, con una buena estructura de financiación

La gestión de la liquidez, elemento clave en la estrategia de CaixaBank, se sitúa en 64.604 millones de euros, en su totalidad de disponibilidad inmediata, alcanzando el 18,4% de los activos totales. El aumento de la liquidez en el segundo trimestre asciende a 3.279 millones y, en el año, a 11.512 millones.

La cómoda situación de liquidez, ratificada por la devolución, en este semestre, de 12.613 millones de la póliza del BCE (6.500 millones de euros de las LTRO y 5.800 millones de euros de financiación de Banco de Valencia) ha permitido hacer frente a 4.104 millones de vencimientos en el ejercicio.

Por otro lado, CaixaBank sigue mejorando su estructura de financiación como muestra la evolución de la ratio Loan to Deposits, que disminuye 11 puntos porcentuales en 2013, hasta situarse en el 117%.

Elevada solvencia del 11,6%, con destacada capacidad de generación orgánica de capital (98 puntos básicos en el primer semestre)

CaixaBank mantiene un elevado nivel de solvencia con un Core Capital del 11,6% (+66 pb), tras la integración del Banco de Valencia, el prepago de las ayudas públicas del FROB a Banca Cívica y la venta parcial de la participación en Grupo Financiero Inbursa.

En esta evolución destaca la capacidad orgánica de generación de capital, que en el primer semestre de 2013 ha supuesto un incremento de 98 puntos básicos de Core Capital.

Los recursos propios computables de CaixaBank ascienden a 18.866 millones de euros, con un excedente de 6.782 millones. Los activos ponderados por riesgo (APR) se sitúan en 151.052 millones de euros.

Reducción de la exposición al sector promotor y ventas y alquileres de 1.102 millones de euros (2.501 millones de euros a valor de la inversión original)

La actividad comercial de Building Center, la filial inmobiliaria de CaixaBank, ha alcanzado unas ventas y alquileres de 1.102 millones de euros. El total de inmuebles comercializados ha alcanzado las 9.189 unidades. Si consideramos la actividad comercial a valor de la inversión original, el total alcanza los 2.501 millones, con 17.996 inmuebles vendidos, incluyendo promotores.

Por lo que se refiere a la exposición de CaixaBank al sector promotor, esta asciende, a 30 de junio de 2013, a 24.964 millones de euros, 2.028 millones menos respecto al cierre de 2012. Tras el importante esfuerzo realizado en dotaciones y saneamientos, la ratio de cobertura de los activos dudosos, incluyendo las provisiones genéricas, alcanza el 70,8%.

La cartera de activos adjudicados netos disponibles para la venta asciende a 6.160 millones de euros netos, con una cobertura del 49%. El suelo presenta una cobertura del 61%.

CaixaBank, ‘Best Bank in Spain’ 2013, por segundo año consecutivo, y ‘Best Retail Bank for Technology Innovation, según la revista financiera Euromoney

CaixaBank mantiene su objetivo de reforzar su liderazgo en banca de particulares con la implantación de un modelo de especialización por segmentos. Precisamente, gracias a su solvencia financiera y a su solidez comercial, CaixaBank fue galardonado a mediados de julio como ‘Best Bank in Spain’ 2013, por segundo año consecutivo, por la revista financiera Euromoney, quien también lo designó como ‘Best Retail Bank for Technology Innovation’.

Además, la consultora internacional Forrester ha situado a “la Caixa” como la mejor entidad financiera en banca móvil en Europa y la segunda a nivel mundial.

La actividad comercial de CaixaBank durante el primer semestre se ha focalizado en la captación y vinculación de clientes con el apoyo de tres acciones comerciales principales:

-Solo en el mes de junio más de 110.000 clientes han escogido a CaixaBank para domiciliar su nómina, algo que ha permitido a la entidad reforzar su liderazgo en este segmento, con un aumento de la cuota hasta el 20,5%.

-Durante el primer semestre, se han superado los 271 millones de euros en primas de nuevos seguros contratados, con más de 820.000 nuevos contratos.

-En la campaña de mayo y junio se han formalizado más de 100.000 operaciones de crédito al consumo.

-Además, InverCaixa se ha situado como la gestora de fondos con más partícipes del mercado, con un total de 692.262.

Por lo tanto, como resultado de esta intensa actividad comercial y de la incorporación del negocio de Banca Cívica y de Banco de Valencia, se ha consolidado el liderazgo en el mercado, con unas cuotas de mercado del 20,5% en nóminas, el 19,4% en pensiones, el 15,2% en créditos, el 13,8% en depósitos, el 14,1% en fondos de inversión, el 17,6% en planes de pensiones y el 17,1% en factoring y confirming.

Obra Social: una prioridad inalterable

“la Caixa” aprobó dotar a su Obra Social con un presupuesto de 500 millones de euros para 2013, el mismo que en los cinco años precedentes, consolidando, una vez más y especialmente en la actual coyuntura, su compromiso con las personas y con la sociedad.

La distribución de esta inversión por áreas de actuación se desglosa de la siguiente manera: 334 millones de euros al desarrollo de programas sociales y asistenciales (67% de la inversión); 67,1 millones, a iniciativas científicas y medioambientales; 64,3 millones a actividades culturales; y 34,6 millones de euros a proyectos educativos y de investigación.

Con la eficiencia, la anticipación y la complementariedad como principios de actuación básicos, la Obra Social sigue poniendo el acento en las iniciativas que faciliten la mejora de las perspectivas de las personas más desfavorecidas.

En torno a ellas, la Obra Social continúa impulsando proyectos dirigidos a la superación de la pobreza y de la exclusión en España; el fomento del empleo entre colectivos con dificultades; facilitar el acceso a la vivienda; la atención psicosocial a pacientes con enfermedades avanzadas y sus familiares; la promoción de la autonomía de las personas mayores; y la promoción de la cohesión social en un contexto de multiculturalidad. A ellas se unen el apoyo a la investigación y el conocimiento científico, la divulgación de la cultura y la conservación y mejora del medio ambiente, cómo líneas de trabajo consolidadas.

A lo largo del primer semestre de 2013, la Obra Social ha dedicado 22,8 millones de euros a la concesión de ayudas a 42.225 niños con el fin de contribuir a evitar la perpetuación de la pobreza en sus familias. La creación de la , que aglutinará en un futuro todos los proyectos de la Obra Social para la lucha contra la exclusión, supone un hito más dentro de éste ámbito de actuación. A través de la misma, además, la entidad inicia su acción social directa mediante un nuevo centro ubicado en la calle Palma de Sant Just, en Barcelona.

El programa Incorpora ha proporcionado una oportunidad laboral a 6.320 personas en 2.204 nuevas empresas durante los seis primeros meses del año. En el marco del firme apoyo a la búsqueda de empleo de personas con dificultades, destaca, además, el reciente acuerdo entre el y “la Caixa”, en virtud del cual la entidad dedicará 6 millones de euros a la gestación de 10.000 nuevos puestos de trabajo para jóvenes. Esta colaboración se une a la renovación del compromiso sellado con el para la reinserción de 1.200 reclusos en último grado de su condena, a través del proyecto Reincorpora.

Dentro del programa de atención a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares, la Obra Social ha prestado apoyo a 7.046 pacientes, en los más de 50 centros hospitalarios y a domicilio en que lo impulsa.

Promover el envejecimiento activo y saludable a través del programa gente 3.0, presente en 598 centros repartidos por toda España, es también una prioridad para la Obra Social, como también lo es facilitar el acceso a un hogar a los colectivos más desfavorecidos (el Grupo “la Caixa” cuenta en estos momentos con más de 13.500 viviendas sociales de las que se benefician personas con dificultades, en el marco de programas como Vivienda asequible y Alquiler Solidario).

La entrega de becas a estudiantes para ampliar estudios de posgrado en las mejores Universidades extranjeras (120 ayudas) y españolas (25 becas) y la concesión de las ayudas a los 20 proyectos seleccionados por el programa de fomento del emprendimiento social conjuntamente con el IESE, han sido también acontecimientos destacados durante el semestre.

En el marco del apoyo a la actividad educacional, más de 560.000 alumnos han participado en las diferentes propuestas pedagógicas enmarcadas en eduCaixa, la plataforma que aglutina toda la oferta educativa de la Obra Social.

En el capítulo medioambiental, la Obra Social continúa apoyando la conservación y mejora de los espacios naturales de toda España (131 proyectos que, además, han permitido la reinserción laboral de más de 631 personas, desde enero hasta junio). El firme respaldo al avance de la investigación (en materias como el Sida, el cáncer, o las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas) y el acercamiento del conocimiento científico a todos los públicos (con exposiciones como “Tecnorrevolución” o “Hablemos de drogas” y la promoción de los Campus Científicos de Verano, en los que participan más de 1.800 alumnos de secundaria y bachillerato), también han centrado los esfuerzos de la Obra Social. La apertura de la nueva sede del en Barcelona, ubicada en el Palau Macaya de la Obra Social, convierte este espacio académico en referencia del compromiso con la sostenibilidad.

La divulgación de la cultura ha tenido en las muestras “Seducidos por el arte”, “Mesopotamia 3500-2100 a. C”, “Maestros del caos”, “Japonismo” y “El Paisaje Nórdico en el Museo del Prado”, algunos de sus actos más destacados. A ellos se han unido la presentación del Informe sobre el Estado del Arte, promovido por la y Mecenazgo -impulsada por “la Caixa”-, el lanzamiento de nuevos tomos de la Colección Biblioteca Clásica de la Real Academia Española (El Lazarillo de Tormes, La Lozana Andaluza o el ) y el apoyo a la música (conciertos escolares, familiares y participativos) o las artes escénicas (a través del programa CaixaEscena).

A nivel internacional, la Obra Social mantiene vigentes 71 proyectos en 26 países en vías de desarrollo y ha superado ya la cifra de 2 millones de niños inmunizados a través de su programa de Vacunación Infantil, conjuntamente impulsado con GAVI Alliance.

Un semestre que ratifica, una vez más, la sensibilidad, el compromiso y la implicación de “la Caixa” con las necesidades de las personas, especialmente de las más desfavorecidas. Un semestre que da continuidad a la verdadera razón de ser de “la Caixa”: su contribución al avance de la sociedad.