Este hecho supondría un significativo avance en la historia del bitcoin, puesto que Starbucks le daría una relevante visibilidad. Sin embargo, éste no sería el primer establecimiento que acepta la divisa pionera en sus pagos, dado que ya es posible pagar con ella en decenas de comercios físicos y en línea. De todos modos, debido a que el precio del bitcoin varía de forma constante, éste se utiliza generalmente para invertir, ya sea a través de contratos por diferencias (CFD) o simplemente conservando el capital hasta que suba su valor y pueda venderse más caro.

Aunque aún no se puede pagar con bitcoins en Starbucks, Maria Smith, la vicepresidenta de asociaciones y pagos de la cadena de cafés, afirmó que la compañía cumplirá un rol relevante en el sector de las criptomonedas. De acuerdo con su discurso, la empresa formaría parte de un proyecto que permitiría a los consumidores pagar con activos digitales sus pedidos en Starbucks, dado que podrían convertir su capital en dólares gracias a Bakkt. La plataforma, creada en 2018 por la compañía Intercontinental Exchange (ICE), anunció que está trabajando en la aplicación móvil que permitirá estos pagos, y que su salida está planeada para 2020.

En un principio, Bakkt iba a estar operativa desde el año pasado, pero la fecha de su lanzamiento se pospuso para mejorar su servicio. Además, la plataforma tuvo que lidiar con varios aspectos relacionados con la regulación, lo cual también atrasó la apertura de su bolsa de futuros. Durante este periodo, Bakkt ya contaba con el apoyo de grupos de inversión como Susquehanna International Group y Fortress Investment Group, hecho que generó la confianza necesaria para que otras empresas se interesasen por el proyecto. Asimismo, este año Bakkt adquirió Digital Asset Custody Company (DACC) antes de su salida oficial, lo cual le ayudó a perfeccionar su sistema de almacenamiento de activos digitales.

En un mundo dominado por lo digital, Bakkt ofrece un espacio aprobado por la Commodity Futures Trading Comission (CFTC) en el que negociar con contratos de futuros de bitcoin. El objetivo principal de la plataforma es atraer a los inversores más conservadores, puesto que gran parte de éstos todavía no han apostado por bitcoin porque desconfían del mercado. Así, Bakkt brinda la seguridad necesaria para que las criptomonedas puedan normalizarse tanto a la hora de invertir como de pagar una adquisición.

Si bien la primera semana de su estreno fue más floja de lo esperado, la plataforma ha remontado, demostrando ser un proyecto por el que apostar. En su cuenta oficial de twitter, se declaró que el 8 de noviembre se habían firmado 1741 contratos de la criptomoneda pionera, lo cual se traduce en 15,5 millones de dólares aproximadamente. En consecuencia, lo más probable es que el año que viene salga a la luz su aplicación y que el primer establecimiento en usarla sea Starbucks, por lo que bitcoin también llegaría hasta los cafés de la cadena en Castilla-La Mancha.