LA DOBLE MORAL. LOS LLAMADOS ANIMALISTAS Y ANTITAURINOS

En el año 2014 se celebraron en España un total de 1.868 festejos taurinos, de los cuales 398 fueron corridas de toros (el 21,3% del total), 348 novilladas sin picadores (el 18,6%), 242 novilladas con picadores (el 13%), 238 festivales (el 12,7% del total) y 212 festejos de rejones (que supone el 11,3%). El 23% restante corresponde al agregado de becerradas, festejos mixtos, corridas mixtas con rejones y toreo cómico. Por otra parte, España registró más de 137.000 casos de abandono animal en 2015 y por primera vez, el comportamiento de los animales y las camadas indeseadas sustituyen al factor económico, según el estudio sobre el abandono y la adopción 2016 de la difundido este lunes. Las sociedades protectoras en España atendieron ese año 2015 un total de 104.501 perros y 33.330 gatos, “un problema estructural que demanda una mayor intervención y cooperación de todos los agentes implicados en prevención”, según Affinity.

Y esto son solo datos de Affinity, si seguimos investigando y recabando información las cifras de abandono y maltrato de mascotas animales podrían multiplicarse por varias cifras.

Estas cifras resultas “preocupantes”, a juicio de esta Fundación, por lo que insta a fomentar la adopción responsable así como una “reflexión previa a la acogida de un animal en los hogares” para establecer un compromiso a largo plazo contribuyendo a la reducción de los casos de abandono y una muerte segura.

CONCLUSIÓN Y DOBLE MORAL

Dadas estas cifras reales, a muchos nos gustaría ver a todos estos, que se llaman defensores de los animales (animalistas) y antitaurinos, salir un día sí y otro también manifestándose, insultando y hasta agrediendo, al igual que hacen contra los simpatizantes de la , a los desalmados que son capaces de abandonar a su suerte (que suele ser la muerte más cruel, atropellados por vehículos o muertos de hambre, sed, frío o calor) a todas estas mascotas (generalmente perros y gatos) que normalmente son compradas para la festividad de los como regalo y capricho de los más pequeños y ante la irresponsabilidad de los más mayores (muchos de ellos llamados animalistas y antitaurinos).

Son muchísimos más los animales abandonados que acaban muertos, que los toros bravos lidiados en los distintos festejos taurinos españoles. Pero claro, el salir protestando en masa, de manera constante, contra esta situación de los animales abandonados y maltratados, muy posiblemente no generaría polémica, ni sería portada de algunos periódicos, ni de algunas televisiones u otros medios de comunicación. Por tanto es mejor levantar polémica sobre lo que saben que será noticia y no perder el tiempo en otro tipo de manifestaciones de las que saben que no conseguirán sus “objetivos” ante la falta de apoyo mediático.

Doble moral, hipocresía, cinismo, demagogia, intereses políticos, Lobbys creados contra todo lo taurino, etc, etc..

diciendo e imponiendo a otros a que les guste la Fiesta Brava y todo lo que de raíces culturales e históricas de todo tipo conlleva pero, por favor, seamos todos respetuosos con todos y sobre todo, PROHIBIDO PROHIBIR actos y conductas que son de cada uno y que no se meten con OTRAS PERSONAS. Otra cosa es enjuiciar la ética y la moral de los demás, y por tanto hacer juicios de valor de las conductas ajenas, eso, allá cada cual con su conciencia.

Respetemos para ser respetados.