¿Ningún diputado/a, de los 350 que hay en el Congreso, ha tenido narices a saltarse la disciplina de partido y ampararse en el artículo 67 de la Constitución Española (aunque eso les supusiera ser sancionado por su propio partido político) que dice que “Los miembros de las no estarán ligados por mandato imperativo”?. ¿‼Ninguno‼?

¿Todos y cada uno de esos 350 diputados asumen y consienten la desidia de la falta de capacidad para, entre todos, poder formar un Gobierno que pueda poner en marcha el País? ¿Todos y cada uno de ellos dan por bueno este desaguisado político y esta falta de respeto a los ciudadanos españoles?

Me parece, además de una vergüenza, una falta total de personalidad y de mirar por el único bienestar por el que deben de hacerlo, que es el del Pueblo Español.

¿Para qué sirve entonces este artículo 67 de la Constitución Española?, pues supongo que como tantos otros para nada, más allá de dar “brillo” a una Carta Magna que cada vez es más incumplida y menos ajustada a la realidad en la que todos vivimos.

En resumen, de qué hablamos, de servir a tu país o de servir a tu respectivo partido político, caiga quien caiga y cueste lo que cueste al Estado, aun a la espera de recibir sanciones por saltarte la disciplina de partido. Yo lo tengo claro, antes que nada el PUEBLO ESPAÑOL.