Este 6 de Diciembre se cumplen 39 años de la Constitución Española.

Una Constitución que será “imperfecta” y posiblemente haya que modificar en algunos aspectos. Sin embargo es la Carta Magna que nos llevó de una dictadura a una transición democrática y a un estado de derechos y libertades.

Algo que ahora muchos ya no se acuerdan y que incluso son capaces de juzgar el hecho de que esa transición debería de haber sido más radical. Los toros se ven muy bien desde la barrera y a casi 40 años vista, pero lo que se hizo entonces es lo que seguramente hubo que hacer, no estaban las cosas en aquel momento (con un ejército a la espera de cualquier “error” donde ellos pudieran justificar su intervención) para hacer mucho más de lo que se hizo.

Y sobre todo hubo mucha gente en las “trincheras” de la dictadura franquista que se dejó literalmente la vida por luchar por estas libertades y Democracia que ahora tenemos. Eso merece respeto, mucho respeto.

Quisiera yo haber visto, a muchos de los que ahora claman porque aquella transición se hubiera hecho de otra manera, en aquellos tiempos defender estas ideas que ahora tras el paso del tiempo se atreven a difundir bajo un estado democrático que les protege, y lo más grave a censurar y criticar a quién las llevó a cabo. Vuelvo a repetir, qué fácil se ven los toros desde la barrera casi 40 años después.