Generalmente hay una gran diferencia entre los políticos al uso que solo miran para sus intereses y objetivos del partido que le protege y los estadistas. Hay de todo, pero más políticos de partido que estadistas de País. Cuestión de visión política de alcance global y con amplias perspectivas para el bien común de la sociedad a la que representan y defienden, es la diferencia de los hombres/mujeres de Estado que miran por los objetivos esenciales del País tanto a presente, como a medio y largo plazo, por encima de los personalismos y objetivos partidistas, y los lobbys que hoy en día conforman los grandes partidos políticos.

¿Que hay de todo?, por supuesto, ¡es que si no sería para salir corriendo! Pero lo que abunda, solo hay que ver el panorama nacional, es el político agradecido a sus jefes por una colocación que difícilmente encontrarán fuera de su “protección”.

En España estadistas nos hacen falta muchos, tanto como políticos sobran.