Si este es el mundo del desarrollo y el avance tecnológico, pero no el de los Derechos y la Dignidad Humana, que lo paren que me bajo.

Viendo la situación de los migrantes (cada vez en mayor número) que deben salir de sus países en dirección a otros lugares donde buscar cobijo y salvaguardar sus vidas, uno se pregunta:

¿Para qué sirve la , la UE, los grandes organismos internacionales que deben velar porque todos los ciudadanos de la tierra vivan en condiciones dignas y donde sus vidas sean respetadas (Derechos Humanos)?

¿Dónde están esas Democracias a las que se les llena la boca de Solidaridad (de puertas para adentro y para ganar un puñado de votos entre sus ciudadanos)?

¿Será todo solo burocracia administrativa/política de cara a la galería?

¿Por qué, en pleno siglo XXI, todavía se permite el avasallamiento, las dictaduras, la opresión, el ultraje, los viles asesinatos en guerras injustas casi siempre en pro de objetivos económicos?

¿Qué tendrá esta política actual, tan corrompida, que todo el mundo se sube a su carro? Estoy seguro que si no hubiera los sueldos desorbitados que hay en ella, ni las puertas giratorias que la impregnan, otro gallo cantaría. ¡Ese es el problema, especialmente en España, el dinero a espuertas que mueve esta política actual y el poder que conlleva!

¡Hay tantos ‘por qués’!

Realmente es penoso ver el mundo en que vivimos, qué triste, qué lamentable dónde hemos llegado, qué pena ver cómo los seres humanos nos estamos convirtiendo en números que solo sirven para engrosar estadísticas. ¡Moneda de cambio!

La Humanidad está enferma, corrupta, contagiada por el egoísmo, la envidia, el abuso de poder, la política al servicio de las grandes multinacionales… verdaderamente da asco, vergüenza…

¡HIPOCRESÍA POLÍTICA E INSTITUCIONAL, BUROCRACIA ESPECULATIVA Y RUIN!

Artículo de opinión de , Director General del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca