Es Puigdemont quien se “fuga”, quien no comparece ante la Justicia, quien se salta todas las leyes habidas y por haber, quien incita al pueblo a ir a votar ilegalmente y por tanto a las revueltas sociales que de ello se derivan y con el peligro que conlleva, quien abandona Cataluña ante el asombro de sus propios colegas, quien una y otra vez provoca con su actitud al mundo entero, quien ha originado unas rencillas y tensión entre los españoles que hacía tiempo que no se producía, quien ha provocado la salida de unas dos mil empresas fuera de Cataluña, quien, con su actitud, ha puesto los mimbres para que la economía española pueda tener un retroceso en los próximos años que se pueden cuantificar entre 2.700 y unos 27.000 millones de euros (según el ), aunque la realidad es que pueden llegar a ser incalculables de acuerdo a cómo se pronuncien acontecimientos futuros, etc, etc… y dice que es el el culpable de esta situación y lo tacha de opresor.

¡Esto es de auténtica locura! ¡Qué peligro!