El “Y tú más” de nuestros políticos resulta ya insufrible, realmente da auténtica vergüenza, amén de otras cosas que no diré por pudor.

La conjugación del pretérito perfecto simple de indicativo del verbo SER es la siguiente (la recuerdo por si acaso):

Pretérito perfecto simple

Yo fui

Tú fuiste

Él fue

Nosotros fuimos

Vosotros fuisteis

Ellos fueron

Pues sí, todos se acusan de lo que todos FUERON e HICIERON en su momento, pero el Pueblo Español lo que quiere es otro tipo de conjugación (de política), por ejemplo la del condicional de indicativo de ese mismo verbo SER, que igualmente recuerdo:

Condicional

Yo sería

Tú serías

Él sería

Nosotros seríamos

Vosotros seríais

Ellos serían

Efectivamente, todos, absolutamente todos, SERÍAMOS más felices si nuestros políticos de turno se dedicaran a trabajar por este pobre Pueblo Español que una y otra vez acude como corderetes a las urnas, cada cuatro años, a votar a estos personajes actuales que se enrolan en la política en busca y beneficio de buenos sueldos y posterior “gloria” (generalmente suele venir vías “puertas giratorias”, aunque hay varias formas).

Recientemente he contestado a un post en del exalcalde de Albacete, , en el que con muy buen criterio demanda “Política” de la de verdad, de la buena.

Todos buscamos política, pero para eso hacen falta políticos de verdad, no de “bolsillos para meterse dinero” caiga quien caiga, políticos de Estado, educación cívica en busa del bienestar del Pueblo y sobre todo una Democracia bien entendida, seria y respetada… y todo esto es lo que justamente falta, especialmente en los llamados (eufemistamente) independentistas.

La política no puede hacerse desde la ideología radical de los partidos de turno, sino desde la realidad del conjunto del Estado (todos los ciudadanos) que los votan.

Lo queramos o no estamos a años luz del concepto de Democracia en este País, faltan, como he dicho, políticos de verdad que sepan hacer política para todos, no para ellos (los del partido político de turno).

Mientras la política sea para cubrir puestos de trabajo, muy bien pagados, con sus correspondientes puertas giratorias, en connivencia siempre de la banca, las empresas energéticas, los lobbis de todo tipo, etc, etc… España no saldrá jamás de la mediocridad más absoluta en todos los sentidos, a las pruebas estadísticas de cualquier materia me remito, empezando por la investigación, la educación, la sanidad, la cultura, el empleo, la productividad… y sobre todo la motivación por una conciencia social que diga “basta ya” a todas las tropelías e injusticias que a diario nos someten esos políticos, repito, en connivencia con los poderes fácticos de todo tipo.

Este País funciona casi de milagro, aun a pesar de estos políticos actuales que estamos “sufriendo”.

Quisiera recordar una bella canción, “España camisa blanca de mi esperanza”, poema del cantautor , basada en unos versos del poeta :

“España camisa blanca de mi esperanza, reseca historia que nos abraza por acercarse sólo a mirarla. Paloma buscando cielos más estrellados donde entendernos sin destrozarnos, donde sentarnos y conversar.

España camisa blanca de mi esperanza, la negra pena nos amenaza, la pena deja plomo en las alas. Quisiera poner el hombro y pongo palabras que casi siempre acaban en nada cuando se enfrentan al ancho mar.

España camisa blanca de mi esperanza, a veces madre y siempre madrastra; navaja, barro, clavel, espada.

Nos haces siempre a tu imagen y semejanza lo bueno y malo que hay en tu estampa, de peregrina a ningún lugar.

España camisa blanca de mi esperanza, de fuera a adentro, dulce o amarga de olor a incienso, de cal y caña.

Quien puso el desasosiego en nuestras entrañas nos hizo libres, pero sin alas, nos dejo el hambre y se llevó el pan.

España camisa blanca de mi esperanza, aquí me tienes, nadie me manda, quererte tanto me cuesta nada. Nos haces siempre a tu imagen y semejanza lo bueno y malo que hay en tu estampa, de peregrina a ningún lugar.”

No hay palabras, ni comentarios. Poco se puede decir de estas bellas letras del cantante Víctor Manuel. Un gran poema que sigue aferrado a nuestra esperanza, la de todos los españoles, antes de perderla.

Poema para el quiera leer y comprender.

Bien vale este poema, que realmente fue escrito por el cantante , que a su vez se basó en unos versos del poeta bilbaíno Blas de Otero, aunque éste decía “España camisa limpia de mi esperanza y de mi palabra viva…”, en un momento de nuestra España, que algunos se empeñan en romper y desunir, lleno de corrupción, desempleo, envidias, manipulación informativa, desengaño, mentiras, desprestigio social, falto de horizonte… en definitiva, no nos engañemos, sin ilusión (aunque a algunos les vaya mejor que nunca), para, al menos, intentar llevar a nuestras mentes la idea de que una España distinta a la que tenemos (porque algunos políticos, DE TODO TIPO, y financieros especuladores, TODOS, nos han llevado) es posible.

Pero no nos engañemos, para cambiar la situación se necesita motivación social, inquietudes, reivindicación constante contra las injusticias y desigualdades… sensatez, solidaridad, respeto, rigor… y sobre todo dignidad, autoestima como seres humanos que somos para no ser avasallados, ultrajados, ninguneados…