Marcial Marín se presenta a las elecciones del próximo día 22 de mayo como cabeza de lista del Partido Popular por la provincia de Albacete a las Cortes de Castilla-La Mancha convencido de que la situación “puede mejorar”. No duda en señalar con el dedo al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, como principal responsable del escenario en el que se enmarca la región, donde han bajado sus persianas 20.000 empresas y 53.000 autónomos han tenido que echar el cierre de sus negocios. Para Marín, Barreda “barre muchos millones para muy poca gente, da deuda, desempleo y déficit, el mayor de España en sus tres coordenadas, y ha arruinado a Castilla-La Mancha”.

La razón no es otra, según Marín, que la falta de crédito y liquidez para aquellos que verdaderamente generan empleo. Y se preguntarán, dónde está el dinero. Pues bien, para el líder del PP albaceteño, ha sido la Administración regional la que ha captado ese crédito. “Barreda no sólo se ha gastado más de lo que ha ingresado, sino mucho más y ha tenido que ir al banco, ha ido antes y ha cogido muchos millones para pagar su despilfarro”, denuncia Marín, quien explica que ese “despilfarro” se debe, principalmente a tres cuestiones. A lo ocurrido con Caja Castilla La Mancha, ya que “él era el que tenía que supervisar que los créditos se dieran bien y ha mirado para otro lado y al final, esos créditos se dieron a determinados amigos suyos”; el Aeropuerto de Ciudad, donde “se ha convertido no sólo en agente de unos determinados empresarios, sino en agente inmobiliario al modificar la Ley del Suelo” y en lo ocurrido con Sesena, “un mastodonte de ciudad fantasma dormitorio, donde se ha lapidado mucho dinero público que alguien se ha llevado”.

El milagro español

A estos ejemplos de “nefasta” gestión, Marín añade los 3.000 “recolocados” que hay en empresas públicas de Castilla-La Mancha “con carnet socialista, sin mérito, sin capacidad y sin esfuerzo”. En este sentido, el candidato popular por Albacete a las Cortes regionales no titubea al asegurar que Barreda “es un nefasto gestor porque ha cogido el dinero de todos para dárselo a unos pocos y arruinar al resto, por lo que ha traicionado sus propias siglas”.

Tras estas duras acusaciones, Marín está convencido de que la gestión de su partido será “todo lo contrario”. Así, explica que sólo se va a gastar aquello que se ingrese y “el crédito que haya en los bancos va a estar disponible para los autónomos, empresarios, agricultores y ganaderos”, insiste. El jefe del PP albaceteño considera que la actual situación de crisis económica se puede revertir aplicando una bajada de los impuestos autonómicos, “así, si las empresas tienen más crédito, consumen más, compran más, venden más, las que venden más generan empleo y tienen más crédito intacto porque no ha ido el señor Barreda a robarlo”. De esta manera, apuntó, es como se garantiza la Sanidad, la Educación y el Bienestar Social. En este sentido, Marín anunció que el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales tendrá una rebaja de tres puntos, frente a la bonificación total del Impuesto sobre Sucesiones.

Asimismo, Marín quiere recordar que se trata de la misma receta que aplicaron en el año 1996, cuando en el estaban Rajoy y Cospedal “y encontramos cinco millones de parados, aplicamos bajada de impuestos con equilibrio presupuestario y por inercia de la sociedad, la bolsa se fue llenando, se garantizaron las pensiones y se produjo el milagro español, al ser la octava potencia mundial”.

El que también concurre a estas elecciones en las listas municipales al Ayuntamiento de la capital albaceteña no dudó en asegurar que la situación del Consistorio es “idéntica” a lo que ocurre en la Junta de Comunidades. Por ello, si ganaran los próximos comicios, lo primero que harían sería un auditoría para saber el estado real de las cuentas, “equilibrarlas, ver qué gastos corrientes son prescindibles y sobre todo, no gastar más de lo que se ingresa”.

Por otra parte y ante una victorial del Partido Popular en Castilla-La Mancha, Marcial Marín considera que José debería convocar elecciones anticipadas, porque “tener otro año más a Zapatero como interino es un coste demasiado alto para un país que lo está pasando muy mal, con una tasa de paro que triplica la europea”. Asimismo, señala que es necesario y urgente un “reciclaje” del , pues “han nacido en 30 años muchos socialistas de bien que merecen ocupar un cargo o coger el relevo para dignificar el partido y que de verdad representen sus siglas”.

Marín quiso de calificar de “anecdóticas” sus declaraciones sobre la prohibición de circular a más de 110 kilómetros se mostró convencido de que el próximo 22 de mayo los ciudadanos les otorgarán “una suficiente confianza mayoritaria para que nos permita aplicar sin titubeos y sin negociaciones las medidas necesarias para acelerar la recuperación económica, que no puede esperar”.