Para ello, el primer programa ha contado con la participación de:

  • , directora de la ‘Academia Teresa’, psicóloga y economista.
  • , titulada en ingeniería informática y Directora de la empresa Beinn Proyect Management.
  • Lucena, gestora de 5 empresas: ‘Ana Lucena’, dedicada al diseño y venta de ropa, zapatos y complementos; ‘Casana’ y ‘Dibaño’, relacionadas con las reformas y accesorios de baño; ‘Vavary’, web de venta multisectorial y ‘Casa Rural Multicolor’, ubicada en Motilleja.

Las 3 son mujeres empresarias que decidieron emprender, bien por vocación y la necesidad de dar vida a una idea, o bien por tradición familiar, bajo los valores de comenzar desde 0 con esfuerzo, sacrificio y pasión.

Los comienzos no son fáciles y en ocasiones, si se trata de una mujer, lo son aún más. Uno de los principales problemas a la hora del emprendimiento femenino gira en torno a la financiación. Tal y como nos cuentan durante la tertulia, a día de hoy sigue habiendo problemas para acceder a financiación económica por parte de entidades bancarias, que en ocasiones ponen trabas si el negocio lo emprende una mujer.

La conciliación de la vida familiar y laboral, uno de los principales problemas

Entre los problemas y principales reivindicaciones que las mujeres empresarias tienen que enfrentar, quizás la conciliación de la vida familiar y laboral es el que más preocupa. En este sentido todas coinciden en que hay que trabajar para buscar soluciones a este problema aunque afirman que gracias al apoyo de familia y pareja, la situación más llevadera.

Actitud, pasión e ilusión, características de las mujeres empresarias

Si algo caracteriza a Anabel Domínguez, Teresa Villena y Ana Serrano, es la pasión e ilusión con la que hablan de sus negocios, algo que, junto con la actitud, consideran imprescindibles para conseguir el éxito empresarial. Unas cualidades que aseguran que son las que hacen posible por ejemplo, que las empresas lideradas por mujeres fracasen menos que las dirigidas por hombres, un hecho que ya confirman numerosos estudios.

También es importante que a la hora de emprender un negocio, la idea esté clara y no “lanzarse al vacío”. En este sentido, ellas afirman que antes de poner en marcha una actividad empresarial es necesario “darle vueltas a la cabeza y ver la idea clara”. Ellas lo hicieron además en un momento complicado con respecto a la situación económica que afectó al país y también a la ciudad de Albacete.

Todas ellas coinciden en que es necesario buscar ideas constantemente, no con el objetivo de ser ambiciosas, si no como necesidad de conseguir recursos y luchar por ser cada día mejores. Este objetivo de mejorar día a día, ha hecho que Teresa Villena por ejemplo, haya cambiado su pequeño estudio por un centro formativo que cuenta en la actualidad con 12 profesionales a su cargo. La empresa de Anabel Domínguez cuenta con clientes no sólo en Albacete y en la región, sino también por todo el territorio español e incluso a nivel internacional y Ana Serrano, continúa expandiendo sus negocios, poniendo en marcha el último de ellos en el 2017.

Educación, clave para conseguir la igualdad real

El ámbito educativo sigue siendo uno de los más importantes para conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres. Así, las protagonistas de la tertulia manifiestan que a día de hoy se sigue sin educar en igualdad de condiciones, y que sigue habiendo “carreras de chicas y carreras de chicos”, como puede ser el caso de las carreras de ingenierías y magisterio, unas carreras en las que las mujeres han tenido la sensación de tener que demostrar más que los compañeros hombres.

Ser empresario o empresaria es una carrera de fondo tanto para hombres como para mujeres que en ocasiones se hace cuesta arriba. Aun así Ana, Teresa y Anabel, aseguran que volverían a emprender con la misma ilusión, pasión y actitud con la que siguen luchando por aquellos sueños que a día de hoy, son una realidad.

En el vídeo que acompaña este texto pueden visionar la tertulia al completo, donde se profundiza más sobre estos temas.