Durante esta macrooperación policial, se han realizado decenas de miles de controles en aeropuertos y pasos fronterizos de 81 países que han participado, se inspeccionaron comercios y tiendas de antigüedades, galerías de arte, salas de subastas y museos con el resultado final de un total de 101 detenidos y más de 300 investigaciones abiertas.

Venta ilícita a través de Internet

El uso de Internet se ha convertido en los últimos años en una parte muy importante del comercio y tráfico ilícito de bienes culturales. Cualquier expoliador, saltándose los canales tradicionales de compraventa puede ofertar y dar salida a los objetos expoliados o robados, remitiéndolos a cualquier parte del mundo.

La especial vigilancia realizada de sitios web de compraventa tanto generalista como especializada, permitió intervenir más de 7.000 objetos, casi el 20% del número total de los recuperados durante la operación. En concreto, en España se investigaron más de 230 sitios de internet y se comprobaron más de 4.300 objetos que se encontraban a la venta, dando como resultado el descubrimiento de 65 infracciones y la comisión de cinco delitos.

En una sola investigación en España, se decomisaron más de 2.000 objetos culturales que se vendían a través de diferentes plataformas online, la mayoría monedas del , entre otros. Los agentes también incautaron 88 piezas de marfil así como diversas armas antiguas, incluidas espadas, una ballesta y 39 armas de fuego históricas que van desde rifles a pistolas.

Actuaciones más destacadas

En Argentina, la recuperó el caparazón de un Glyptodon, un mamífero extinto de más de un millón de años, que se encontraba a la venta por 150.000 dólares.

En Brasil, los Servicios Aduaneros incautaron una cabeza de mármol escondida en la maleta de un pasajero. La verificación de la procedencia de la pieza está en curso.

En Francia, una pintura de Nicolas de Stael, valorada en alrededor de 500.000 euros, fue interceptada por la Aduana francesa en la estación del Norte de , con la intención de trasladarla a como contrabando.

En , las búsquedas en dos casas de un empresario y dos propiedades comerciales por parte de la dieron como resultado la recuperación de 41 objetos arqueológicos que carecían de licencia.

En España se realizaron 345 inspecciones en establecimientos relacionados con el mercado del arte y más de 700 controles en lugares de interés histórico y cultural, pecios y yacimientos arqueológicos con el resultado de seis personas detenidas y más de 30 infracciones administrativas tramitadas.

Muchas de estas actuaciones han contado con la colaboración de diferentes organismos entre museos provinciales, Administraciones locales, autonómicas y estatales con competencias en esta materia.

La mayor intervención en España la llevó a cabo la Guardia Civil en , con un número aproximado de 20.000 piezas arqueológicas y paleontológicas, de muy variados tamaños y estado de conservación. Estas piezas arqueológicas han resultado ser de gran valor económico, docente y museístico, asociadas a todas las culturas predominantes en el sureste español desde la Prehistoria hasta la Edad Media. La inmensa mayoría estos objetos proceden del expolio.

Una amenaza para la paz y la seguridad internacionales

El secretario general de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), Kunio Mikuriya, ha señalado que los resultados de las operaciones Athena y Pandora II “hablan por sí mismos. La cooperación entre los Servicios de Aduanas y de la Policía pueden producir excelentes resultados y, por eso, debe promoverse y mantenerse en todos los niveles”.

Kunio Mikuriya ha recordado que “la lucha contra el tráfico ilícito de objetos culturales ha sido descuidada durante mucho tiempo por los organismos encargados de hacer cumplir la ley. Sin embargo, no podemos cerrar los ojos ante este fenómeno”. En este sentido, el secretario general de la OMA ha dicho además que “mientras perdemos nuestra historia e identidad común, los beneficios de este tráfico ilícito impulsan el terrorismo, los conflictos y otras actividades criminales”.

Finalmente Mikuriya ha afirmado que “seguiremos trabajando en esta área y muy pronto difundiremos el primer currículo de capacitación mundial especializado para los Servicios de Aduanas, un protocolo muy concreto y práctico para desarrollar juntos nuestra labor común”.

Por su parte, el secretario general de INTERPOL, , ha destacado que estas operaciones han dado “un duro golpe” al tráfico ilícito de bienes culturales que representa una amenaza para la paz y la seguridad internacionales. Jürgen Stock ha explicado que “para los delincuentes, el mercado negro de obras de arte se está volviendo igual de lucrativo que el tráfico de drogas, de armas y de los productos falsificados. Y ha añadido que “las antigüedades también representan una fuente potencial de riqueza para los grupos terroristas”.

El máximo responsable de INTERPOL ha subrayado que “lo importante en una operación de este tipo es saber qué se ha robado y dar el primer paso en una investigación. En este sentido, Jürgen Stock ha recordado que INTERPOL sigue alentando la creación de unidades nacionales especializadas en materia de a lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales así como la creación de bases de datos especializadas en esta materia.

El director de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del , José Luis Olivera, y en calidad de Coordinador Nacional EMPACT (NEC, por sus siglas en inglés) ha subrayado la importancia de la cooperación nacional e internacional en el intercambio de inteligencia e información entre las distintas agencias policiales y Servicios de Aduanas en las acciones operativas que se vienen realizando en el marco de las prioridades establecidas en las Conclusiones del (26.03.2017) referidas a la actuación de la UE contra la delincuencia organizada y las formas graves de delincuencia internacional para el período 2018-2021.

Coordinación internacional

Dada la naturaleza global de la operación Athena, la Organización Mundial de Aduanas (OMA) e INTERPOL pusieron en marcha conjuntamente una Unidad de Coordinación Operacional de 24 horas. Además de facilitar el intercambio de información y la emisión de alertas, esta unidad también realizó controles en varias bases de datos internacionales y nacionales, como la base de datos de obras de arte robadas de INTERPOL.

A nivel europeo, la Operación Pandora II se desarrolló utilizando la herramienta de intercambio de información SIENA que implicaba al 24/7 de Europol para verificar y cotejar datos personales.

Antecedentes

La operación Athena se puso en marcha gracias a los resultados de la operación Odisea centrada en la Aduana regional, que tuvo lugar en 2014. El nombre en clave fue escogido como Atenea, la patrona de las artes y la literatura, la encarnación de la razón, la sabiduría y la estrategia, que también fue el tutor de Odiseo.

La operación Pandora II es la segunda edición de la operación Pandora liderada por España, Chipre y Europol en 2016, y la operación Aureus en 2014.

Se trata de una acción de alto impacto contra la delincuencia asociada al tráfico ilícito de bienes culturales, con la participación de España en las ocho prioridades en materia de lucha contra la delincuencia organizada del Ciclo Político de y en el marco del grupo Organized Property Crime (EMPACT OPC), y que presta especial atención a la venta ilícita de bienes culturales en Internet, al expolio arqueológico terrestre y subacuático y al control de bienes culturales procedentes de países en conflicto. Además, cuenta con la participación de los cuerpos policiales de Alemania, , , Bulgaria, Eslovaquia, Grecia, Italia, Letonia, , , Portugal, , , Malta, Serbia, Chipre y España.

La mayoría de las acciones se desarrollaron y coordinaron conjuntamente entre los Servicios de Aduanas y las agencias policiales con el apoyo y la participación de expertos de los Ministerios de Cultura y otras instituciones junto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

A nivel nacional la operación Pandora II ha contado con la participación de Guardia Civil y , y el apoyo del , Cultura y Deporte y de las Consejerías de Cultura las Comunidades Autónomas.