Tras la evaluación de las propuestas recibidas en 2018, se han estimado favorablemente la concesión de 203 ayudas por 130 millones de euros que, sumadas a las aportaciones de los operadores beneficiarios, supondrán una inversión total de 202,12 millones de euros.

El objetivo del PEBA-NGA es acelerar la extensión de la cobertura de las redes de banda ancha de muy alta velocidad (más de 100 Mbps), apoyando su despliegue en las zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años, denominadas ‘zonas blancas’. Las zonas blancas se sitúan principalmente en áreas rurales y dispersas, siendo por tanto éste programa un instrumento clave para cerrar la brecha digital geográfica, hacer frente al reto demográfico y construir una sociedad más inclusiva.

El apoyo de PEBA-NGA al esfuerzo inversor de los operadores privados, que han optado por desplegar sus propias redes de nueva generación, ha contribuido a que la cobertura de banda ancha de 100 Mbps alcance ya al 76% de los españoles. España dispone de la red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) más extensa de Europa con más de 35 millones de accesos.

Se estima que las nuevas infraestructuras que serán desplegadas con el apoyo de la presente convocatoria de PEBA-NGA facilitarán cobertura de banda ancha de muy alta velocidad a 1.248.548 hogares y empresas situadas en 4.168 entidades singulares de población distintas, donde residen 1.924.916 ciudadanos. Con ello, una vez desplegados los proyectos subvencionados, la cobertura de banda ancha de muy alta velocidad alcanzará a más del 80% de los ciudadanos, sentando las bases para el desarrollo de una nación emprendedora.

La siguiente tabla muestra la distribución de las ayudas concedidas en las distintas CCAA: