El convenio, firmado por el director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, , y el director del (IGME), Francisco González Lodeiro, permitirá aplicar el nuevo sistema al inventario, estudio y gestión de los bienes culturales vinculados a los Planes Nacionales de Arquitectura Defensiva, Catedrales, así como Abadías, Monasterios y Conventos.

Posteriormente, se extenderá a bienes inmuebles incluidos en otros Planes Nacionales de Patrimonio Cultural. En total se calcula que los trabajos afectarán a 18.000 bienes culturales repartidos por toda España.

El sistema se crea como una herramienta potente y flexible, que no sólo proporcionará un inventario e información sobre la ubicación exacta de los bienes culturales, sino que también aportará datos esenciales para el estudio histórico de cada monumento, en relación con su entorno, así como para el diagnóstico de conservación y la evaluación de riesgos.

Con todo ello, se promoverá la coordinación de actuaciones entre los diversos organismos e instituciones garantes de la protección, conservación, investigación y difusión del patrimonio cultural, incentivando la participación de la sociedad civil en su conservación y disfrute.