​Este año se ha acudido en esta única ocasión a la hucha de las pensiones para dotar de liquidez a la Seguridad Social. El Fondo de Reserva alcanza a 30 de noviembre los 5.043,15 millones de euros, el 0,43% del PIB (precio de adquisición y 5.060,49 M€, valor de mercado).

En el mes de diciembre para la Tesorería General de la Seguridad Social se produce una importante necesidad de financiación para hacer frente al abono las dos mensualidades, ordinaria y extraordinaria, de pensiones de la Seguridad Social. Esta circunstancia eleva el coste de la nómina del final del año a 18.321 millones de euros.

Dado que en 2018 solo se ha acudido una vez al Fondo de Reserva, se sitúa como el año en que menos recursos se han utilizado de las Reservas del Sistema, en los últimos 6 años.

El primer año de disposición, 2012, se retiraron 7.003 millones de euros; en 2013, se dispuso de 11.648 M€; en 2014, 15.300 M€; en 2015, 13.250 M€; en 2016 se dispuso de 20.136 M€ y en 2017, de 7.100 M€.