La ministra de Empleo y Seguridad Social y miembro del , Fátima , ha afirmado hoy que, en apenas dos meses desde que entró en vigor la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, un total de 31.663 jóvenes se han dado de alta como autónomos acogiéndose a la nueva tarifa de 50 euros al mes reservada a este colectivo.

En su intervención en la 19 Interparlamentaria del que se celebra en Salamanca, y en una mesa especialmente dedicada al empleo joven, Báñez ha expuesto los últimos datos disponibles que suponen “pequeños resultados positivos” en una estrategia global del Gobierno que preside y cuyo único objetivo “es volver al crecimiento económico y a la creación de empleo”.

La prioridad del empleo juvenil

De este modo, el Ministerio se fijó desde el primer día de forma prioritaria trabajar para el empleo juvenil. A este respecto, Báñez ha recordado que el problema del paro entre los más jóvenes es estructural, ya que, incluso en los mejores momentos económicos (cuando la tasa de paro nacional era del 8%), la de los jóvenes no bajaba del 18%.

Por esa razón, el lideró “el primer gran acuerdo del Gobierno con los agentes sociales” y firmó hace dos meses la Estrategia de Emprendimiento y Empleo, consistente en 100 medidas de las que 15 eran de efecto inmediato. Con unos recursos de 3.500 millones de euros, alrededor de un millón de jóvenes se beneficiarán de sus diferentes actuaciones.

De momento, ya se están generando resultados, el más destacado, los casi 32.000 jóvenes que se han dado de alta en el régimen de autónomos en sólo dos meses aprovechando la nueva tarifa plana de 50 euros. “Hay que apoyar a los jóvenes valientes que deciden emprender por su cuenta y que supone el primer gran colectivo al que va dirigida la Estrategia”, ha resaltado Báñez.

Prácticas y aprendizaje

El segundo gran grupo es el de los jóvenes que abandonaron los estudios en los buenos momentos económicos y ahora se han encontrado sin empleo y sin formación. Para ellos, el Ministerio pensó en impulsar el contrato de formación y aprendizaje y en los tres primeros meses del año se han firmado 30.000 nuevos contratos de este tipo, un 63% más que en el mismo periodo de 2012.

A continuación, ha apuntado Báñez, otro grupo de jóvenes que necesitaba especial atención eran aquellos muy formados pero que nunca han conseguido un empleo y que necesitaban el puente necesario entre la vida académica y la laboral. En este caso, el resultado obtenido en los últimos meses refleja que 12.000 jóvenes han firmado un contrato de prácticas, un 23% más que hace un año.

El cuarto y último grupo lo integran aquellos que tenían un trabajo y lo han perdido. Para ellos, la reforma laboral creó el nuevo contrato de emprendedores, del que se han firmado 102.000 contratos en un año y de los que el 40% han sido jóvenes que se han beneficiado de las especiales ventajas que aportaba para menores de 30 años.

Colaboración con agentes sociales

Más allá del empleo juvenil, Báñez también se ha referido a la reunión que presidió ayer Mariano Rajoy con los agentes sociales y de la que ha resaltado “la responsabilidad y el clima de colaboración” que se vivió en ella. En su opinión, “supone un inicio de un camino que toda la sociedad española puede y debe compartir juntos, que es el de la salida de la crisis” y ha invitado a los grupos parlamentarios a seguir con este ejemplo.