El secretario de , José Luis Ábalos, considera que “no sería admisible ni desde el punto de vista político ni desde el compromiso” que el enmendase sus propios Presupuestos Generales del Estado en el trámite en el , algo que de ocurrir, el Congreso “remediaría”.

“Si aquellos eran los mejores presupuestos para España, se entiende que sería traicionar a ese sentido. No sería admisible desde le punto de vista político o de compromiso eso de ‘como yo no gobierno todo se va por el desagüe’, pero si el Senado hace eso, como la última palabra la tiene el Congreso habrá que remediarlo en el Congreso”, ha apuntado en declaraciones a COPE recogidas por Europa Press.

Según ha afirmado, si el PP adopta esta medida, “se retrata”. “Lo que hace el PP es aprovechar la mayoría en el Senado para establecer una venganza situándolo allá donde quiera vengarse. No creo que la venganza y tan cerca de la remoción del Gobierno sea muy edificante. No parece un buen ejemplo”, ha señalado.

El dirigente socialista destaca que puede estar todo el mundo “muy tranquilo” porque la formación “va a respetar esos presupuestos, primero porque fueron ya aprobados y segundo, porque es mitad de año”. “Este gobierno nuevo lo que tiene que hacer es pensar en los presupuestos del siguiente”, ha zanjado.

Para Ábalos, parece que “el mayor empeño es una oposición total y precipitada como si fuese el fin del mundo” que el PSOE hubiese alcanzado el Gobierno tras la moción de censura. Reconoce que “es inusual gobernar con 84 diputados”, pero incide en que “nada hace indicar” que unas elecciones “resolverían” el panorama de fragmentación política actual.

En cuanto a los posibles acuerdos alcanzados a cambio de apoyo con nacionalistas vascos e independentistas, Ábalos insiste en que no se ha “negociado nada”. “La derecha, en este caso el PP, tiene que darse cuenta de que había mucha voluntad de desalojar a . Lo que ganó fue la censura, el problema es que esto conformó una alternativa pero lo que unía es la censura”, ha asegurado.

Preguntado en concreto sobre la reivindicación del independentismo catalán sobre el acercamiento a Cataluña de sus líderes en prisión preventiva, ha incidido en que este asunto “no salió en ningún momento en las conversaciones” previas a la moción de censura y, en todo caso, mientras no haya sentencia firme condenatoria, la ubicación de los presos no depende de Instituciones Penitenciarias, sino del juez.