Ábalos ha anunciado también que, el próximo mes de marzo de 2019, en el que pondrá en servicio la Variante ferroviaria de Camarillas, el tiempo de viaje se reducirá aún más, acercándose a las 3 horas de duración.

Esta reducción entre ambas capitales será posible gracias a los trenes híbridos de la serie 730, vehículos versátiles que pueden circular indistintamente por las líneas de ancho internacional y por las de ancho convencional utilizando el intercambiador de ejes instalado en la estación de Albacete Los Llanos, que permite la conexión entre ambas infraestructuras.

El tren híbrido cuenta con tecnología de tracción tanto diésel como eléctrica, lo que permite extender las ventajas de la alta velocidad a tramos sin electrificar.

Además, el ministro ha recordado la importancia de la llegada del AVE en 2020 a la Región de Murcia y ha querido reiterar que este Gobierno “debe ser sensible a la petición de la ciudadanía”, que reivindicaba este servicio como una necesidad para la prosperidad de la región.

Para el responsable del Departamento “la Alta Velocidad es una infraestructura estratégica que viene para quedarse, pero de forma pacífica, insertada, reconocida, valorada por la sociedad y, sobre todo, segura, que es lo que más me preocupa como ministro”.

También a partir del lunes 17 de septiembre, la línea Murcia- , ha anunciado el ministro, contará con 11 servicios por sentido con abonos y mejores precios por lo que serán más de 5000 estudiantes los beneficiados por este incremento.

Infraestructuras

El ministro, José Luis Ábalos, ha asegurado que va a adelantar la licitación del Arco norte de la A-7 usando los presupuestos del Ministerio, obras que supondrán una inversión de 200 millones de euros.

Ábalos ha insistido en la importancia de ciertas obras y en la necesidad de ponerlas en marcha lo antes posible por lo que recurrirá al presupuesto ordinario de su departamento para que no se produzcan demoras innecesarias.

Para el ministro, “Murcia vive un momento histórico, de un gran impulso en inversión y en infraestructuras”, que se refleja en mejores “conexiones ferroviarias, carreteras, servicios de , líneas de alta velocidad, transporte convencional, de personas y de cercanías, etc.”. “Y todo ello, en un breve espacio de tiempo, pues de aquí a la próxima primavera se va a notar un tremendo impulso”, concluyó Ábalos.