El portavoz del GPP en la Comisión de Investigación sobre la Financiación de Partidos Políticos del , , ha asegurado hoy que durante los años 2007 y 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, la empresa pública estaba gastando “18 millones de euros de dinero público y privado para anunciar las excelencias de unas desaladoras que no estaban ni empezadas a construir”.

Aznar ha hecho estas declaraciones tras escuchar la comparecencia de la periodista, Marisa Bernal Gallero, que ha investigado durante varios años la supuesta trama de financiación ilegal del Partido Socialista Valenciano. Bernal ha explicado que Acuamed gastaba de media unos 200 mil euros al año en publicidad y en los años 2007 y 2008, coincidiendo con las elecciones municipales, autonómicas y generales, gastó un total 18,5 millones de euros: 11,2 millones de fondos públicos y 7,2 procedentes de donaciones de constructoras de las desaladoras.

Luis Aznar ha asegurado que “estamos haciendo desde una empresa pública publicidad con dinero de todos”. “Hay contratos más que dudosos; se gastan en publicidad en dos años sin ningún control contractual estas cantidades”, ha explicado Aznar.

El portavoz de los populares en la Comisión de Investigación ha destacado que se producían mordidas a través de la empresa pública Acuamed. Las empresas tenían que pagar en torno al 1% de la contratación del ministerio de y luego intentaban recuperar esas cantidades. La compareciente ha asegurado que las donaciones voluntarias “no tenían pinta de ser tan voluntarias”.

El sobrecoste de las desaladoras, que todavía no están en funcionamiento a día de hoy, es de 215 millones de euros; con el agravante de que si no se ponen en marcha antes de marzo 2019 hay que devolver a 35 millones de euros de los fondos recibidos. Luis Aznar ha asegurado que los datos revelan no sólo la existencia de mordidas, sino también el despilfarro del Partido Socialista en plena crisis económica.

SE AMPLÍAN LOS TRABAJOS DE LA COMISIÓN

Además, tras finalizar la sesión, Aznar ha explicado que se amplían un año los trabajos de la Comisión de Investigación. “Se abre un filón que tiene que tener continuidad en los juzgados; seguiremos investigando la financiación del PSPV”, ha dicho.

Asimismo, ha recordado que el ha abierto un expediente sancionador a Ciudadanos, PNV, IU, Convergencia y Bildu, un hecho que supone “un aval al trabajo que ha realizado durante estos meses esta Comisión”. Para finalizar, el senador popular ha puesto encima de la mesa la posibilidad de llamar al PNV a la Comisión de Investigación tras el periodo vacacional.