Dado este “valor positivo” en el sector sanitario que aporta la tecnología, el Gobierno ha apostado firmemente por su incorporación, tanto desde la perspectiva de la práctica clínica como desde la gestión sanitaria. Es este compromiso, ha explicado Farjas, el que ha permitido a España situarse como líder en en proyectos de e-Salud o sanidad electrónica.

Y en esta misma línea, el Ministerio trabaja ya, ha explicado Farjas, en un Plan de Renovación Tecnológica e Innovación. El objetivo de este proyecto, iniciado en 2013, es actualizar las necesidades tecnológicas de las comunidades autónomas, mediante un grupo de trabajo técnico que unifique y determine las características de los diferentes equipos tecnológicos para llevar a cabo un acuerdo marco de compra centralizada e iniciar, de este modo, un Plan de Renovación Integral de tecnología de atención sanitaria.

La secretaria general ha ofrecido al sector “un marco previsible” para que pueda organizar su actividad a medio-largo plazo. Pero también ha pedido a todos los agentes implicados trabajar “con lealtad, honestidad y responsabilidad mutua”.

“Podéis estar seguros”, ha afirmado, “de que en este camino contaréis con el como principal aliado”.

La secretaria general ha detallado, también, algunos de los últimos datos de la implantación de la e-Salud en nuestro país. En los últimos dos años, las dispensaciones electrónicas han aumentado desde poco más del 30% gasta el 70% del total de las recetas médicas.

En el mismo período, la historia clínica digital ha pasado de estar implantada en cinco Comunidades Autónomas, con referencias de 7,5 millones de pacientes, a estar presente en 15 autonomías y contar con información disponible de 20 millones de pacientes, información a la que se puede acceder cuando el paciente es atendido en una Comunidad distinta a la suya.

Asimismo, el Ministerio está impulsando la Plataforma de , que será “el vehículo perfecto para analizar por parte de todos los agentes implicados cuál es el camino de la innovación en el sector sanitario público, sus necesidades y, por tanto, hacia dónde se debe encaminar el futuro”.