• ​Garantizar que comprometerán su voluntad y capacidades para buscar, identificar y captar inversores industriales que añadan valor y puedan iniciar su actividad en las instalaciones existentes en y A Coruña antes del 30 de junio de 2019. Para ello, activarán también los instrumentos públicos de apoyo a la inversión y de acompañamiento al inversor.
  • Promover medidas de política industrial que contribuyan al mantenimiento de las capacidades industriales y laborales en ambas zonas en pro de un desarrollo económico sostenible.
  • Estas actuaciones tendrán como objetivo principal garantizar la continuidad del empleo en ambas plantas, así como su impacto indirecto.
  • A su vez, el se compromete, en este mismo período de tiempo, a desarrollar el Real Decreto Ley 20/2018, de 7 de diciembre, para garantizar un marco energético estable, predecible y competitivo para la industria electrointensiva.