En el marco de la operación, denominada ‘Impala’ y derivada de diligencias previas del Juzgado Central de Instrucción número 1 de , el pasado 20 de octubre se desarrollaron entradas y registros en siete domicilios en Coslada, , capital y Montaverner (Valencia).

Las investigaciones previas arrancan en 2015 por parte de la con el apoyo de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria a partir de una denuncia presentada en la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada.

La organización venía operando desde el año 2011, cambiando de procedimientos y lugares de despacho, para evitar ser detectados. El fraude de la organización consistía en importar grandes cantidades de mercancía de China y Pakistán, eludiendo el pago de los impuestos asociados. Esta operativa produce además una situación de competencia desleal en el comercio de los productos importados, acaparando el mercado. Solo en el IVA el fraude supera los 12 millones de euros en los cinco últimos años.

Principales clientes en Valencia y Cobo Calleja

La cúpula de la organización se situaba en España. Sus principales clientes están radicados en Valencia y en el polígono industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada. En los últimos años realizaban los despachos de importación por Portugal, para, a continuación, trasladar la mercancía a España, evitando o dificultando los controles de las autoridades fiscales españolas.

En la operación se ha intervenido dinero en efectivo por valor de 77.000 euros, se han bloqueado cuentas bancarias por un importe de 1,5 millones de euros y se han embargado bienes por valor de 2,5 millones de euros. También se ha detenido a nueve personas, permaneciendo actualmente cinco de ellas en prisión provisional sin fianza.

En el operativo participaron funcionarios del Área de Tramas y de la , de la Dependencia de Inspección de , personal de la Unidad de Auditoría Informática de y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de las Áreas Regionales de Valencia, , Extremadura y Castilla la Mancha.