A este incendio, declarado de nivel 2, se han mandado cuatro aviones anfibios de 5.500 litros de descarga procedentes de la base de (), dos helicópteros Kamov de 4.500 litros de las bases de () y de (), así como un helicóptero con helibalde de 1.500 litros de la base de y un avión de Comunicaciones y Observación procedente de la base de (Salamanca) que envía imágenes aéreas a tiempo real sobre la evolución del incendio.

También se han desplazado a la zona una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales de la base de Laza y un Equipo de Prevención Integral de Incendios Forestales de la base de Noia (A Coruña) que colaboran desde tierra para sofocar las llamas.