, ha pedido hoy el voto para “el PP para que los no nacionalistas tengamos mucha fuerza en el Parlamento, “porque viene una legislatura complicada”. En este sentido, ha explicado que su compromiso es que “no les vamos a defraudar. No vamos a ser subalternos del PNV. No vamos a obedecer lo que diga el PNV, como ha hecho el ”.

El candidato popular ha pedido también el apoyo de los votantes de Ciudadanos que no van a ser representados en el Parlamento bajo estas siglas. “Hay que agrupar el voto en los que pueden salir elegidos, saben que si votan a Ciudadanos no van a obtener ningún representante”, ha subrayado, al tiempo que ha insistido en que el PP tiene “la mano tendida” para representar a todos aquellos que quieran que se equilibre la política vasca y frenar al nacionalismo.

Está en riesgo la España Constitucional

El candidato a lehendakari se ha referido al bloqueo institucional al que está sometiendo a todos los españoles, tras obtener el peor resultado de la historia del PSOE en las pasadas elecciones de junio. Ahora, ha recordado, el dirigente socialista pretende un gobierno alternativo con el apoyo de Podemos, nacionalistas e independentistas, que tienen en común “la ruptura de la España constitucional”.

“Sánchez no quiere renovar el consenso de la Constitución, que es el que ha hecho progresar a España los últimos 40 años y nos ha dado la libertad que tenemos y el autogobierno. ¿A quién se le ocurre que se pueda poner el futuro de España en manos de quienes la quieren romper –en alusión al PNV-. No les demos ocasión, ni un Gobierno débil sin principios. El domingo está en riesgo la España constitucional. Queremos defender lo que es nuestro y vamos a hacerlo con un voto útil y eficaz. Cada voto al PP es un voto a la España que nos gusta, del éxito y del progreso”, ha concluido.