¿Por qué este viraje? Una hipótesis podría ser que Podemos esté fagocitando al Gobierno en sus políticas. Ahí tenemos al Gobierno a punto de sentarse en una mesa de negociación que llaman de diálogo, pero que es de claudicación y cesiones al separatismo catalán con el propio Iglesias de relator, de mediador de parte. Lo mismo están haciendo en política exterior. Ir cambiando las políticas tradicionales del PSOE a posiciones de Podemos.

Sánchez ahora ya no considera que Guaidó sea el presidente encargado de Venezuela. El que marca la política exterior es el presidente del Gobierno. Yo pedí que Moncloa rectificara ayer clarísimamente las palabras de Sánchez con un comunicado que no llega.

Cuando el Gobierno degrada a Guiadó se degrada a sí mismo y lamentablemente también degrada la posición de España en el mundo de defensa de la democracia, las libertades y los derechos humanos.

Ayer vi a Ábalos sumido en la soledad y en la mentira. De hecho se quedó solo. La bancada azul estaba completamente sola hasta que llegaron una ministra y luego el ministro Planas a acompañarle, porque la foto era absolutamente letal. El señor Ábalos no contestó a nada.

Entre sus aliados, Sánchez siempre acaba eligiendo a los delincuentes, y el régimen de Maduro lo es y la señora Delcy Rodríguez lo es. Una persona sancionada y que no tiene derecho a sobrevolar territorio europeo.

REAGRUPACIÓN CONSTITUCIONALISTA

Nosotros, y yo en particular, desde hace muchísimo tiempo, hemos defendido la necesidad de la reagrupación del espacio constitucionalista. Es fundamental. Enfrente hay una convergencia de la izquierda con el separatismo y el nacionalismo, una coalición ultra. Tengo la confianza absoluta de que esa operación va a salir porque es buena para España.

Hubiera sido mejor hacer la casa desde arriba, que hubiéramos podido ir a las elecciones generales juntos y, a partir de ahí, construir esa operación, pero no pudo ser porque C´s no quiso. Ahora toca hacerlo al revés, empezar por las Comunidades Autónomas y la situación en cada una de ellas no es igual. Hay que buscar las mejores fórmulas para conseguir el objetivo prioritario que es frenar el avance de la izquierda y el nacionalismo y ofrecer unas alternativas de libertad y fortaleza constitucional a los españoles.

 El PSOE se fue del constitucionalismo. Un partido que se sienta en una mesa de negociación para, como dijo , hablar de todo, también de la autodeterminación, que llega al poder con los votos de un señor que está en la cárcel por sedición y anuncia una reforma del Código Penal ad hominem solamente para intentar sacar a Junqueras de la cárcel, no merece el calificativo de partido constitucionalista.