Afirma que Sánchez “es el único culpable de que estemos así porque ha estado tres meses cruzado de brazos, sin hacer absolutamente nada. Yo tengo la duda de si tenía realmente interés en hacer el Gobierno o no”.

Denuncia que Sánchez tiene dos caras: “Por un lado ofrece la mano y quiere pactar –ahora con golpistas e independentistas–, y por otro lado, nos pide al PP y a otros partidos que nos abstengamos para su investidura”.

Pide al PSOE que defienda como Comunidad Foral diferenciada dentro de España en vez de llegar a acuerdos “por la puerta de atrás” con los que pretenden su anexión al País Vasco: Bildu y Geroa Bai.

segura que el PP tiene “la obligación de explicarle a los españoles que cuando Sánchez habla de ‘nacionalistas catalanes’ se está refiriendo a aquellas formaciones políticas que hace tan solo unos meses intentaron hacer añicos la Constitución, el estatuto de autonomía catalán y pusieron a España entre la espada y la pared”.

Señala que Sánchez ha dejado claro “quiénes son sus compañeros de viaje y socios naturales, que incluyen a Bildu en la ecuación, además de a nacionalistas y radicales”. “Y Navarra es la prueba del algodón”, insiste.

Pregunta al PSOE si estaría dispuesto a abstenerse ante un candidato constitucionalista en el caso de que Sánchez no logre los apoyos necesarios o presente a un candidato alternativo con sus socios naturales.

“Sánchez es el responsable del bloqueo político que está atravesando este país, y será el responsable exclusivo si los españoles tenemos que volver a las urnas. Será su fracaso personal”, recalca