La presidenta del de y vicesecretaria de , , considera que “los pasos que está dando en su política de pactos, son muy similares a los que dio en su momento para hacer su traición a , a cambio de un sillón”.

“Sánchez pone a Navarra en venta con tal de conseguir dormir en la Moncloa, a pierna suelta, mientras los navarros somos arrojados a los pies de los caballos nacionalistas”, ha afirmado.

La entrada de populistas e independentistas en un próximo acuerdo para hacer presidente a Sánchez es vista con preocupación por Ana Beltrán, quien considera que el Partido Popular “va a seguir trabajando por aportar estabilidad” al conjunto de Estado, si bien ha indicado la escasa reciprocidad que ha mostrado el presidente en funciones hasta el momento “ni tan siquiera ha cogido el teléfono a ”, ha indicado.

El PP, según ha explicado la dirigente popular, “defenderá España, y con ella a Navarra, de los ataques nacionalistas, de las leyes anticonstitucionales, y de todo aquello que pretenda que Navarra sea anexionada al País Vasco”.

Por otra parte, Beltrán ha asegurado que las exigencias que ha planteado el coordinador general de EH Bildu, , para participar en una hipotética negociación por la abstención de su formación, que garantice la investidura de Pedro Sánchez, “son inasumibles para un Estado democrático”.

Beltrán ha indicado que las exigencias que plantea Otegui, como el reconocimiento del derecho a la autodeterminación para Cataluña y País Vasco y libertad para los presos soberanistas, son propuestas que Pedro Sánchez “salvo que esté dispuesto a iniciar un proceso de desestabilización de España”, no puede asumir.

A juicio de la dirigente popular, el llamamiento de Otegui obedece a una estrategia planificada “que ya pudimos observar en la anterior investidura”, por la cual ERC y Bildu “van a formar una pinza que obligue a Sánchez a hablar de independencia”.

ERC y Bildu caminan de la mano en todo el proceso negociador, como ya lo han anunciado sus líderes, y por tanto “toda cesión que haga Sánchez a cualquiera de estos dos partidos, redundará en un fortalecimiento de los procesos soberanistas, tanto en Cataluña, como en el País Vasco y Navarra”.

La imposición de la mesa de partidos o la recuperación de la figura del relator, son ya cuestiones que están sobre la mesa, por parte de ERC y a ellas se podrían incorporar ahora “el reconocimiento del derecho a la autodeterminación, ilegal, dentro del ordenamiento constitucional español y la libertad de los acusados por el proceso secesionista catalán”, que pide ahora el líder de Bildu, junto con el reconocimiento de la impunidad para una treintena de terroristas etarras, que ahora viven fuera de nuestras fronteras.