En respuesta a la pregunta de la senadora socialista , Arias Cañete ha subrayado que para medir el éxito de una negociación hay que tener en cuenta los objetivos que se perseguían. Así, Arias Cañete ha recordado que, en Conferencia Sectorial de Agricultura, todas las Comunidades Autónomas estuvieron de acuerdo en que la propuesta de presupuestos para la PAC de constituía el mínimo aceptable para España. “Hemos conseguido el 97,9% de los objetivos”, ha asegurado.

El ministro ha precisado que, a precios corrientes y con datos que provienen de la Comisión Europea, España va a recibir en concepto de ayudas directas 35.705 millones de euros, con una mejora del 0,8% con respecto al marco financiero actual, mientras que para Desarrollo Rural, España va a disponer de 8.291 millones de euros, con un incremento del 3% en relación al periodo anterior.

A la vista de estas cifras, el ministro ha criticado a la senadora socialista por dar “mensajes de miedo, ya que vamos a recibir el mismo dinero que teníamos en el periodo anterior, en precios corrientes”. Estas cantidades, ha añadido el ministro, “serán la base de negociación para el reparto interno que habrá que hacer en España”.

Para responder a la pregunta del senador del Grupo Popular, Duque, Arias Cañete ha explicado que España, junto con Francia y con Irlanda, han sido los países “que han dado la batalla para que el gasto agrario saliera mejor librado que el resto de las partidas”. Concretamente, ha detallado el ministro, la participación de la agricultura en el presupuesto comunitario ha subido al 39% respecto al 37% de la propuesta de la Comisión.

Arias Cañete ha reiterado que los datos que aporta provienen de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, y ha recalcado que “es una irresponsabilidad meter miedo a los agricultores”. “Porque los agricultores son empresarios, y si se les traslada el mensaje falso de que van a reducirse las ayudas y va a perder miles de millones, se les está incitando a que abandonen la actividad agraria”, ha avisado.

Por lo tanto, el ministro cree que podemos estar muy satisfechos de una negociación que va a permitir a España disponer de 35.705 millones de euros en ayudas directas y 8.291 millones en desarrollo rural. En definitiva, “vamos a tener aproximadamente 520 millones de euros más, en dinero que va a llegar al campo español”, ha concluido.