“Ciudadanos es la única garantía de cambio y el único partido con opciones reales de ganar a los separatistas en las urnas”. Así lo ha dicho la candidata de Ciudadanos (Cs) a la presidencia de la Generalitat y portavoz nacional del partido, , a “nueve días para acabar con la pesadilla del ‘procés’ si todos vamos a votar en masa” el 21D.

Arrimadas ha hecho estas declaraciones en un acto en la Fira de frente a más de 1000 personas, en el que también han participado los candidatos de Cs por , Joan Garcia y de la Calle. Ha destacado la necesidad de “abrir una nueva etapa de sentido común y de convivencia” después de tantos años de “monotema” en los que sólo se ha alimentado la “confrontación, han huido empresas y han bajado las inversiones y el turismo”. “No hemos conseguido nada bueno con la obsesión de Puigdemont y Junqueras de separarnos con el resto de España”, ha manifestado, tras advertir que “si vuelve a gobernar el tripartito de la separación volverán a hacer lo mismo”.

Arrimadas ha asegurado que Ciudadanos pondrá “seguridad, tranquilidad y convivencia donde Puigdemont ha puesto ilegalidades y confrontación”. Además, se ha comprometido a priorizar los “problemas reales: eliminar barracones, reducir listas de espera y hacer que las empresas vuelvan”, entre otras cosas.

También se ha dirigido al PSC, a quien ha pedido “no copiar a los nacionalistas, sino ganarles en las urnas”, después de que ayer los socialistas en Cataluña apoyasen cambiar el nombre de la ‘Plaza Constitución’ en Girona por la ‘Plaza del 1-O’. Lo mismo ha dicho Joan Garcia, quien ha abanderado a Ciudadanos como el único partido capaz de “conseguir un cambio” en Cataluña y no “recambios como propone el PSC”.

Garcia ha pedido a esa “silenciosa mayoría” de catalanes que quieren seguir siendo catalanes, españoles y europeos que vayan a votar “con ilusión” el 21D para “reconstruir lazos, desarrollar un proyecto integrador para España y Cataluña y devolver el sentido común”.

En la misma línea se ha expresado la candidata , quien ha asegurado que “de la mano de Inés Arrimadas podremos abrir una nueva etapa que se centre en solucionar los problemas reales de la gente” y no en alimentar “la confrontación” como ha hecho el anterior gobierno.