“Nos jugamos que sea una capital catalana, española y europea o que sea la capital de ‘lacilandia’, la capital del lazo que quieren los separatistas y ”. Así lo ha dicho la líder de Ciudadanos (Cs) en Cataluña y portavoz nacional del partido, , en el acto central de campaña del candidato a la alcaldía de Barcelona, , que se ha celebrado en el Pabellón Olímpico de la Vall d’Hebron de Barcelona.

Arrimadas ha destacado la importancia de las elecciones del próximo 26 de mayo porque “nos jugamos que Barcelona sea una tierra que acoge o una tierra de los que tienen que irse porque no aguantan más el nacionalismo”. “Sólo hay dos alternativas: la sensatez o el caos” ha asegurado y ha añadido que “el destino que tenemos que elegir es la Barcelona del separatismo y de Colau o la de un hombre de estado, catalán internacional y europeo convencido como Manuel Valls”.

En este sentido, la líder de Cs ha dicho que la candidatura de Valls es “la casa grande del constitucionalismo en Barcelona” que cuenta con el apoyo “del único partido que ha sabido vencer a los separatistas”. Para Arrimadas, Valls es “quien puede evitar el desastre en la ciudad cuatro años más” porque “Colau es un espantapájaros de inversiones para Barcelona”. “Luchar contra el nacionalismo es muy difícil pero siempre ha valido la pena” ha sentenciado.

Por su parte, Valls ha defendido que “el cambio es necesario” y ha reivindicado la capital catalana como “una marca internacional donde todo el mundo quiere vivir”. El candidato municipal ha destacado que la ciudad “se ha degradado” como “resultado de la gestión de Colau y del nacionalismo”. Valls ha destacado la cita del 26-M como “las elecciones más importantes de la historia democrática” porque “nos jugamos el futuro de los barceloneses, de Cataluña y de España”.